María, 15 de diciembre, 2017

La inteligencia digital de tu iKid depende de ti… y es una buenísima noticia

En esto de educar, parte del reto de los mayores es animar a los iKids a subir al tobogán, deslizarse y disfrutar, con las dosis justas de precaución y atrevimiento en función del tobogán y del iKid. Y en esto de la convivencia de niños y adolescentes con la tecnología, el reto de todos es dejar de ver esa tecnología como una ‘mera’ herramienta y pasar a entenderla como un plano más de la vida que las nuevas generaciones viven mientras crecen y aprenden.

Por eso, hace poco hablaba sobre distintos tipos de alfabetización que los iKids necesitan para desenvolverse en el mundo que les rodea y que les espera, y en el blog he escrito también sobre ciudadanía digital y sobre inteligencia digital. Y porque es fundamental que los adultos tomemos conciencia de nuestro papel a la hora de enseñar a los más jóvenes cómo formar parte de una sociedad conectada, hoy comparto un artículo publicado en World Economic Forum bajo el título 8 digital life skills all children need – and a plan for teaching them. Se trata de una actualización de contenidos que ya compartí en este post y me parece lectura obligada para todo aquel que tenga iKids alrededor (padres, madres, docentes, tíos, abuelos, todos). Gracias a Álvaro Varona por enviarme el enlace y a Manuel Laborda por compartirlo en Twitter 😉

iKids iNteligentes

Igual que sucede con los índices IQ o EQ, que se utilizan para medir la inteligencia general o emocional de las personas, en los últimos tiempos se habla también del DQ, la inteligencia digital. Y este concepto se divide en tres niveles:

  • Nivel 1: Ciudadanía Digital o capacidad de utilizar la tecnología y los medios de forma segura, responsable y eficaz.
  • Nivel 2: Creatividad Digital o capacidad para formar parte activa del ecosistema digital, aportando contenidos o convirtiendo ideas en realidad a través de herramientas digitales.
  • Nivel 3: Emprendimiento Digital o capacidad para utilizar la tecnología como fuente de creación de oportunidades o de soluciones a problemas.

Entre estos tres niveles, el más trabajado es el de la creatividad, ya que cada vez son más los colegios que tratan de impulsar la exposición de los niños a la alfabetización digital, a la programación y la robótica, la preparación ante las nuevas profesionales… También se promueve el emprendimiento digital, especialmente en el nivel universitario, con ‘hackatones’ de innovación.

Sin embargo, la Ciudadanía Digital es el nivel menos perseguido por quienes rodeamos a los iKids. A pesar de que es fundamental dotar a los niños de las habilidades sociales y conductuales necesarias para vivir en un mundo conectado, solemos dejar esta formación para «más adelante», cuando ya entran en la adolescencia, y aun así lo hacemos desde la perspectiva de la precaución ante los peligros.

Las habilidades que entre todos debemos ir inculcando en estas nuevas generaciones, de acuerdo al World Economic Forum, son:

  1. Identidad digital: capacidad para crear y gestionar nuestra identidad y reputación digitales, con conocimiento de quiénes somos online y sabiendo manejar nuestra presencia a corto y largo plazo.
  2. Uso digital, útil en la gestión del ‘tiempo de pantalla’: capacidad para utilizar los medios y los dispositivos, la conexión en general, controlando su funcionamiento y alcanzando un equilibrio saludable entre vida online y offline.
  3. Seguridad personal digital: capacidad para manejar los posibles riesgos de Internet (grooming, cíber-acoso, malas influencias…) y los contenidos inadecuados de la web, así como para evitar o saber gestionar estas situaciones.
  4. Cíber-seguridad: capacidad para detectar amenazas online (timos, virus…) y para entender cuál es la mejor manera de manejarse en internet (protección de datos, contraseñas…).
  5. Gestión de la privacidad: capacidad para relacionarse con la tecnología desde la discreción, especialmente en lo que tiene que ver con la información personal y la privacidad de los demás.
  6. Empatía o Inteligencia emocional digital: capacidad para ser empático y crear relaciones saludables online con otros usuarios de la red, sean conocidos o no.
  7. Pensamiento crítico: capacidad para distinguir verdades y mentiras en la Red, contenidos adecuados o perjudiciales, personas fiables o no…
  8. Huella digital: capacidad para entender las consecuencias de nuestros actos, también online, porque pueden tener un impacto en la vida offline.

El artículo habla de oportunidades, de evaluación y de diálogo con los iKids. Habla de la importancia de que los responsables políticos que deciden sobre Educación entiendan la trascendencia de la Ciudadanía Digital como base de la inteligencia digital. Y habla sobre cómo todos, a nivel personal, tenemos que asumir nuestra propia capacidad para influir sobre niños y adolescentes. Los iKids ya están inmersos en el mundo digital, están desarrollando conductas, hábitos y tendencias que marcarán su futuro.

Como digo siempre, el momento de intervenir es AHORA. No sólo para prohibir o advertir, sino también para hablar en positivo, ayudarles a elegir el tobogán, a saber cuándo o con quién jugar, a inventar incluso nuevos modelos de toboganes 😉

Empezar por el principio

Los iKids, como digo siempre, empiezan a convivir con la tecnología no en redes sociales sino en consolas, apps de juegos, plataformas de videos, primeros dispositivos… Cuanto antes empiecen a entender su propia responsabilidad, su propio protagonismo, en la manera de gestionar esa relación y en la importancia de elegir y decidir, mejor. En los colegios se traslada este papel educativo a los hogares. Y en las casas se considera que toda capacitación debe ser escolar. Así que los iKids van creciendo y van negociando su propia relación con el mundo digital.

Para construir esta inteligencia, el punto de partida es OFFLINE. Lo primero es educar a nuestros hijos en valores como el respeto, la prudencia, la empatía. Y a partir de ahí, crecer y aprender juntos. Y hacerlo es fundamental, sobre todo para ellos, si queremos que en el futuro se muevan no sólo como nativos intuitivos (no digitales), sino como creadores inteligentes. Pero tenemos que acompañarles, actuar como mentores y traer a casa este lenguaje.

El caso es que ‘yes, we can’. Los iKids nos necesitan para aprender a convivir con la tecnología y para ir desarrollando habilidades que les ayuden a ser ciudadanos de un mundo que va a ser, sí o sí, también digital.

El hecho de que su relación con todo lo conectado empiece en casa y en el colegio significa que, si eres padre, madre o maestr@, su inteligencia digital y su capacidad para ir entendiendo las oportunidades y amenazas de la realidad tecnológica empiezan contigo. Y eso es una buena noticia, porque puedes influir para bien. Para muy bien.

Besos,

M.

PD. Pronto os cuento muchas cosas sobre esto de Educar, Inspirar y Guiar a Generaciones Digitales… 😉

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − diez =

RELACIONADO

Decálogo #iWomanish para padres con hijos conectados a Internet

Decálogo #iWomanish para padres con hijos conectados a Internet

noviembre 13, 2015

5 cíber consejos para tus iKids (y para ti)

5 cíber consejos para tus iKids (y para ti)

junio 26, 2017

#Contraseñas: 1 herramienta, 2 ideas, 3 palabras, 4 consejos

#Contraseñas: 1 herramienta, 2 ideas, 3 palabras, 4 consejos

mayo 4, 2017