María, 22 de noviembre, 2015

5 consejos para familias en tiempos de Internet

1. Sé tú el ejemplo

Como en todo, ellos nos observan y aprenden de nuestras acciones.

Esto pasa también con el comportamiento a la hora de usar la tecnología e Internet. Nos ven actuar, nos escuchan hablar, nos imitan. Nos ven pegados al móvil. O ven que no tocamos jamás una máquina o que siempre decimos “a mí no me gusta Facebook”. Ven que estamos siempre pendientes de WhatsApp. O ven que saben más ellos de cómo descargar una aplicación. Los extremos no son buenos nunca, así que busquemos el término medio, como con los cuchillos.

Seguro que estás pendiente de lo que les enseñas en la vida real, pero ¿te has parado a pensar qué ejemplo das en lo online? Lo pregunto porque yo me lo planteo casi a diario…

  • Si, como yo, eres un padre tecnológico, usuario de gagdets y redes sociales y todo lo 2.0, piensa en cuánto lo usas delante de los iKids y en cuánto tiempo robas a compartir charlas o juegos con ellos mientras estás conectado.
    • Ponte tus propios límites para el uso del móvil, la Tablet o el ordenador cuando estés en casa.
    • No pongas toda la tecnología al servicio de los iKids porque “es bueno y aprenden”. Hazlo poco a poco, estate pendiente, ayúdalos a empezar.
    • Crea tus propias normas, coméntalas en familia y después crea unas normas para ellos.
  • Si no eres un iParent, actualízate. Sin excesos. Pero ponte al día. Si ellos ven que tú estás conectado, se fijarán en ti.
    • Habla con el iKid una vez por semana (por ejemplo) sobre Internet, o gadgets, o apps o su curiosidad tecnológica. Que vea que te interesa.
    • Pregúntales qué les gusta, qué no, qué aprenden en el colegio con su iPad o su pizarra electrónica.
    • No te bases sólo en gestionar el tiempo de pantalla. Da un paso más e investiga sobre contenidos que puedan serviros para empezar un diálogo.

No queremos que sean adictos al móvil ni que los acosen ni que vean lo que no deben ver. Pero la realidad es que la tecnología forma parte de sus vidas y lo va a seguir haciendo. Ayudarles a utilizarla de la mejor forma posible en nuestra responsabilidad. Porque puede que no uses Facebook y no entiendas por qué la gente lo cuenta todo en redes sociales, pero, ¿cuál es tu foto de perfil en WhatsApp? ¿Salen tus hijos? O, si no estás en Internet nada de nada de nada, ¿cómo vas a saber qué hacen ellos “ahí fuera” más allá de lo que puedas preguntarles “aquí dentro”?

2. Revisa las normas

Crea un entorno familiar común para el uso de la tecnología

¿Qué saben tus hijos sobre el mundo digital o sobre seguridad o sobre netiqueta? ¿Qué sabes tú sobre control parental o sobre privacidad? La palabra clave en la educación es el sentido común, así que aplícalo también en la ePaternidad.

  • Habla con tus hijos y piensa antes qué tipo de uso de la tecnología quieres que hagan. ¿Nada de nada? ¿Poco a poco? ¿Primero para aprender, luego para comunicarse en entorno controlado, luego para crear, después para participar activamente?
  • Crea un vínculo familiar centrado también en lo 2.0. Un contrato de uso, unas normas, un decálogo, un cartel en la cocina, una charla a la semana… Lo que te funcione. Pero que los iKids sepan que en casa se habla sobre lo que se hace con un ordenador o una tablet o en Internet. Que sepan que pueden preguntarte y que tengan claro qué se puede hacer y qué no.

3. Lo offline y lo online

Los riesgos de siempre también se corren en Internet. Se deben afrontar igual, con comunicación, educación y límites.

La mayoría de las conductas que vemos en Internet, positivas o negativas, son manifestaciones online de comportamientos que existen en la vida real. Como padres, tenemos que ser diligentes y dotar a nuestros hijos de capacidades para afrontar los problemas en general (en el patio, en clase, en casa, en Internet).

  • Si el colegio de tus iKids organiza jornadas sobre cyberbullying, ve. Y si no lo hacen y crees que puedes proponerlo, hazlo.
  • Si tu iKid escucha una noticia sobre situaciones online que afectan a otros niños, explícale cómo se ha llegado hasta ahí.
  • Si estás con él cuando encuentra un contenido inapropiado en Internet, explícale. Cuando le digas que se ha acabado su tiempo de tablet, explícale por qué.
  • Cuando veas que ha mandado un e-mail negativo o ha publicado un post arriesgado, explícale.

La educación para que sea un bueno usuario del 2.0 pasa por tu presencia y consejos en el 1.0.

Como ejemplo, un estudio reciente. La psicóloga Anke Görzig es autora de un estudio (que se publicará en 2016 en la revista Computers in Human Behaviour) titulado “Adolescents’ experience of offline and online risks: Separate and joint propensities”, en el que trata de examinar si la propensión a experimentar riesgos online y offline presenta factores subyacentes comunes o diferenciados. Entre las conclusiones:  parece que esa propensión es común a ambos entornos, aunque en el entorno real (offline) parece haber factores independientes; las nuevas tecnologías no implican un nuevo riesgo de propensión asociado al entorno per se; los esfuerzos de prevención e intervención de cara a los riesgos online deben combinarse con los relacionados con los riesgos offline.

4. Estar al día

No hace falta ser informático, pero sí es bueno conocer algunas palabras…

  • Ellos: puede que tus iKids sean pequeños o no hagan mucho más que jugar con una aplicación. Puede que ya usen el correo electrónico o accedan al ordenador de tu casa para hacer un trabajo que les piden en el colegio. Puede que quieran empezar o ya hayan empezado a utilizar redes sociales.
  • Nosotros: puede que nos hayamos descargado una app porque el profesor de nuestro hij@ se comunica así con nosotros. Puede que estemos en Facebook sólo «por estar» o ni eso. O en Twitter por trabajo. Puede que no sepamos qué es Snapchato o cuáles son los peligros también de WhatsApp.

El caso es que cómo nos comunicamos todos o cómo aprendemos a convivir con Internet es un proceso en constante evolución.
 Así que lee la sección de tecnología de tu periódico favorito, o sigue a perfiles en redes sociales que divulguen sobre paternidad digital. Pregúntate por qué usas una red social o por qué no lo haces. Entérate sobre ajustes de privacidad. Puedes preguntar fuera o preguntar a tus iKids (a partir de una edad, claro). Es mejor un padre que está presente y sabe algo de tecnología que un padre súper tecnológico que apenas ejerce de padre. Y mejor un padre que quiere aprender que uno que se niega a hacerlo porque lo tiene todo aprendido.

Prevenir es curar o como dice mi tocaya María en su blog Cosiendo la Brecha Digital, «que la tecnología no te pille en modo off».

5. Usa la tecnología

Puede que pienses que estar al día sobre redes sociales, apps, control parental y compañía es demasiado reto. Como ya he contado que dice Angelucho, no hace falta saber de informática; se trata de acompañar a nuestros hijos en lo que hacen, también online.

Yo añado que sí es positivo dar el paso de saber más. Si ya usas redes sociales o Internet más allá de búsquedas o WhatsApp o posts en Facebook, genial. Si no, inténtalo. Algo, por poco que sea. Es más fácil enseñar si sabes lo que estás enseñando.

Como se concluyó en el Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por niños y adolescentes y e-confianza de sus padres, elaborado en 2009 por INCIBE:

  • se constata la existencia de una cultura de la seguridad que atiende más a los elementos instalados que a los comportamientos responsables y la educación. La seguridad es una responsabilidad de las personas que se apoya en la tecnología. Las tecnologías, por sí mismas, no pueden evitar las consecuencias de un comportamiento irresponsable.
  • parece que los padres se sienten cómodos emprendiendo acciones de tipo técnico o físico referidas al equipo, pero quizás no tanto formulando recomendaciones o incidiendo en aspectos educativos y de comportamiento en Internet. Un indicio más que reafirma la necesidad de disponer de información y pautas de conducta homogéneas para ayudar a los padres en su labor de supervisión.
  • el perfil tecnológico de los padres constituye un factor decisivo para entender el conocimiento, actitudes y conductas de prevención de padres y de hijos. El perfil tecnológico bajo es el grupo más numeroso entre los padres. Son personas que usan Internet desde hace menos de 2 años (ref 2009), con una frecuencia de uso inferior a la media -a lo sumo un par de veces por semana- y que acceden fundamentalmente desde su hogar. En este perfil abundan más madres que padres.

En resumen:

  • Tú eres el mejor ejemplo (toca reflexionar)
  • Crea normas familiares para usar Internet y la tecnología (para ellos, para ti)
  • Entiende la vida online como un elemento más de la vida offline (una sola cosa)
  • Ponte al día (aprender para enseñar)
  • Usa la tecnología (al éxito por la práctica)

Hasta aquí por hoy; espero que os sirvan los consejos… ¿Nos animamos a incluir lo digital en el diálogo? ¿O ya lo estamos haciendo? ¿O nos cuesta? Contadme qué hacéis vosotros…

Bss,

M

PD. Os recuerdo que en la sección Ser Padres On y Off os propongo fuentes y personas a las que acudir para buscar información práctica sobre cómo educar a nuestros hijos integrando lo digital.

Autor: María

Publicado: 22 de noviembre, 2015

Categorías: ePaternidad, Family&TechTalks

Etiquetas: Control Parental, Educación, ePaternidad, Familia y Tecnología

2 respuestas a “5 consejos para familias en tiempos de Internet”

  1. […] os proponemos una interesante entrada de un blog donde se muestran una serie de consejos sobre cómo plantearse este uso correcto de las nuevas […]

    • iWomanish dice:

      ¡Gracias por la recomendación! Es fantástico que los colegios se impliquen a la hora de acercar las nuevas tecnologías a las familias desde un punto de vista neutro. ¡Un saludo y feliz lunes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 5 =

RELACIONADO

La #ePaternidad viaja a México: #digcitsummitMX

La #ePaternidad viaja a México: #digcitsummitMX

agosto 25, 2017

Facebook crea un portal para padres

Facebook crea un portal para padres

diciembre 14, 2016

#RaiseADigCit, mi aportación a la #DigCitSummitUK sobre #ePaternidad

#RaiseADigCit, mi aportación a la #DigCitSummitUK sobre #ePaternidad

enero 25, 2016