María, 5 de febrero, 2021

¿Es culpa de TikTok?

2020 prometía ser el año de TikTok (We are Social, Hootsuite) y lo fue. En general, el uso de las redes sociales por parte de los adolescentes fue un 170% superior a la cifra de 2019 (Qustodio). Y aunque TikTok no es aún la red más frecuentada por esta generación Z -siguen ganando YouTube o Instagram-, sí fue la que más creció. Con sus videos videos rápidos, cortos y fáciles de consumir, su uso ha subido como la espuma. A los adultos esto de TikTok «nos cuesta», así que el desencuentro está servido.

Cuando la mayoría de adultos pensamos en TikTok lo hacemos con frases como:
  • ah, esa app de los bailecitos.
  • es una red peligrosa para los menores.
  • madre mía, lo que hacen los chavales de hoy en día.
  • otra vez perdiendo el tiempo en TikTok.
  • yo es que no entiendo por qué les gusta.
  • les gusta porque son videos cortos y estos niños ya no son capaces de prestar atención durante más de unos segundos.
  • es una adolescencia tan superficial…
  • a saber qué gente hay ahí metida.
PERO ¿pensamos en qué opinan los iKids sobre TikTok? ¿Qué ven? ¿Por qué les gusta? ¿Qué riesgos presenta? ¿Qué tipo de contenidos hay? ¿En qué condiciones usan esta app los menores de edad? ¿Son iguales todos los miembros de la Generación Z? ¿Es más peligrosa TikTok que otras redes? ¿Están en peligro todos los usuarios de esta red? ¿Es la app menos segura y menos privada? ¿Hablo sabiendo o hablo repitiendo lo que dicen otros? Que la adolescencia sea como nos dicen que es, ¿es culpa de TikTok? Que se produzcan situaciones negativas, ¿es solo culpa de TikTok? ¿Nos viene fenomenal poder culpar a TikTok?

Es noticia

Hace casi un mes, TikTok anunció cambios para sus usuarios menores de 18 años: todas las cuentas pertenecientes a usuarios de 13 a 15 años cambian automáticamente su configuración para que sean privadas por defecto y no permitan recomendar otras cuentas o cargar videos. Este cambio, así como otros aplicados a las franjas de edad 14-16 y 16-18, se alineaban -según la compañía- con su intención de velar por la privacidad de los menoresNadie reconoció los cambios como positivos porque no está de moda hablar bien de TikTok si tienes más de 20 años y porque, ya sabes, las tecnológicas nunca tienen verdaderas buenas intenciones. Los humanos sí, pero ellas no.

Hace pocos días, Italia decidió bloquear el uso de TikTok tras la muerte de una niña de 10 años que supuestamente estaba intentando cumplir con un reto (challenge) viral que encontró en esta red. No voy a extenderme sobre la decisión de los reguladores italianos, la terrible noticia de la niña o los challenges; gran parte de lo que opino coincide con lo que cuenta aquí Laura Cuesta Cano.

Hay formas de evitar que una niña de 10 años esté en TikTok y hay formas de permitir que sí lo esté pero con acompañamiento. Hay cosas que TikTok podría hacer para mejorar la autenticación de edad de los usuarios o el filtrado de contenidos y hay cosas que los reguladores podrían hacer para estar un poco más al día de lo que pasa en Internet, con un poco más de ritmo. Lo que no hay, casi nunca, es consecuencias offline para los usuarios que se dedican a compartir contenidos que incitan a infligir daño a los demás o a sí mismo. No hablo de groomers, depredadores o ciberdelincuentes; a esos si se les pilla se les castiga, lógicamente. Hablo de los iKids de a pie; es decir, si mi hijo comparte un video en el que alienta a otros a seguir un reto peligroso, la culpa es la Red en la que lo comparta, no de mi hijo. Y si tu hija descubre cómo quitar los filtros de las fotos de otro challenge para que se vea a alguien desnuda o comparte después esas fotos, la culpa es de la red y no de tu hija. Si nuestros hijos deciden que solo quieren ver memes y perder el tiempo, la culpa es de TikTok que decide por ellos y lo único que parece que podemos hacer es prohibirles TikTok para evitar problemas.

Las tecnológicas en general y TikTok en particular tienen mucho que mejorar a la hora de filtrar contenidos de acuerdo a la edad del usuario, y hay que seguir luchando por conseguirlo.

Pero por lo que también que luchar es por que los menores tengan conciencia de su participación en las redes, de si aportan en positivo o inducen al daño ajeno, de si se arriesgan o simplemente se entretienen, de si hacen algo bueno o malo.

El TikTok que ponemos en cuestión a cada minuto

En los últimos años, primero con Musical.ly y luego con TikTok, que son lo mismo pero no lo son, hay una tendencia colectiva a demonizar esta marca o mencionarla de manera despectiva. Eres guay si te invitan a Clubhouse y eres lo peor si estás en TikTok. Si uno no está en TikTok no sé cómo puede hablar de TikTok. Y si uno está en TikTok, sabe que sí, hay muchos videos de bailes, bromas, retos, lenguaje malsonante y vulgaridades. Claro que hay videos de esos. Y hay también usuarios con malas intenciones dedicados a buscar a menores vulnerables. Corría hace días por las redes la imagen de la derecha: algo así como «la mejor manera de estar en TikTok es no estar». Y así, muchos padres y muchas madres optan por catalogar TikTok sin tener ni idea de lo que hay en TikTok, solo respondiendo a titulares que encuentran en las noticias.
Conclusión: TikTok no es el paraíso, claro. Hay basura, como en algunas calles de las grandes ciudades. Y hay peligros, como en la selva. Así que ni puede entrar cualquiera ni de cualquier manera.

Unos apuntes:

  • Como TikTok funciona a partir del algoritmo, una vez buscas determinados contenidos, el algoritmo supone que te interesa así que te propone contenidos similares. Si buscas «peras» te dará peras. Si buscas «filosofía» te dará filosofía. No sé si me sigues. Lo que tú decidas consumir es lo que terminarás consumiendo.
  • TikTok también funciona a partir de tus contactos o de las personas a las que sigues. Así que verás lo que esas personas publican. Si sigues a personas vulgares que comparten vulgaridades, verás vulgaridades. Si sigues a personas interesantes, verás cosas interesantes.
  • Pero como expertos y medios se centran de forma CASI EXCLUSIVA en hablar sobre todo lo malo que uno se puede encontrar en TikTok, pues la percepción general es que nada bueno puede haber en TikTok. Y si pasa algo malo, lógicamente, la culpa será de TikTok. Los bailecitos de TikTok. La superficialidad. La pérdida de tiempo. Los memes. Los retos (mucho más peligrosos que algunas inocentadas en colegios mayores, ¿no?). Los peligros. Todo cierto. Pero una visión incompleta.

Qué cómodo es culpar de todo a TikTok. Sin embargo, la experiencia que un menor tenga de TikTok tiene mucho que ver con la familia.

Familia como catalizador de TikTok para menores

TikTok bla bla y Generación Z bla bla. Lo que represente TikTok en la vida de los iKids empieza con la familia. En términos de uso y sobre todo en términos de cómo sea, qué vea, qué comparta y cómo lo gestione.

1.- FAMILIA: no todos los adolescentes son iguales. No todas las familias son iguales. En TikTok y en el resto de redes hay superficialidad y también cosas profundas. Hay riesgo y hay crecimiento personal. Hay aislamiento y postureo pero también colaboración y autenticidad. Hay daños potenciales y también oportunidades para sentirse mejor. Y absolutamente todo eso, lo bueno y lo malo, depende de cómo sean las personas que estén participando de la red en cuestión. No es en las redes donde las personas empiezan a ser quienes serán, sino en el hogar. No es lo mismo un iKid inseguro, vulnerable o introvertido que un iKid fuerte, sereno o acompañado. No es lo mismo 10 años que 15 y no es lo mismo libertad absoluta que autonomía progresiva. Otra cosa es que queramos mirar hacia otro lado.

2.- DECISIÓN: es necesario que padres y madres filtremos, decidamos y ajustemos las condiciones de la vida digital de nuestros iKids. Una niña de 10 ó 12 años no pinta nada en TikTok sin cierta supervisión (con supervisión no hablo de instalar controles parentales, sino de conocer a tu hija para saber qué le interesa o cómo le puede afectar lo que encuentre). Aunque estés pendiente, tampoco podrás evitar todos los problemas, incluso alguno grave. Y si no está en TikTok, no tendrá problemas graves en TikTok, pero sí quizá en otros entornos (incluso analógicos). Si no se encuentra un reto o una imagen subida en TikTok se la puede encontrar en el móvil de una amiga a la salida del colegio. Así que, obvio, hay que decidir si queremos que nuestros iKids tengan o no cuenta en TikTok (asumiendo que, en función de su carácter y de cómo tengas las cosas organizadas tecnológicamente, es posible que decida saltarse tus normas y crearse el perfil a tus espaldas). Gestionar descargas, informarse sobre edades permitidas, monitorizar cuentas, no buscar garantías, hablar con tus iKids.

3.- JUICIO MORAL: menos juzgar a otros padres que permiten TikTok o prohíben TikTok, y menos juzgar a otros padres cuando les pasa algo horrible con sus iKids (shaming). A todos nos pueden pasar cosas. Tremendo que te suceda lo que a la familia italiana y medio mundo esté analizando cómo es posible que la dejaras estar en TikTok, hombre, por favor, si tú fueras ellos nunca lo permitirías. Centrarse en lo que ve o hace tu iKid en TikTok y no en lo que hacen los demás.

4.- IMPULSO A LA EXPERIENCIA POSITIVA: además de decidir si dejamos o prohibimos, si de hecho decidimos dejarles estar en TikTok, a ver si nos entra en la cabeza que podemos jugar algún tipo de papel a la hora de sugerirles contenidos, o de escuchar lo que les interesa para identificar con ellos contenidos atractivos. Que es que parece que les dejamos entrar en una red social y decidir qué hacer ahí dentro sin entrar a participar. Y luego nos quejamos. «Es que mira lo que ve, es que mira lo que hay ahí dentro, es que madre mía». Pensemos POR FAVOR en cómo son nuestros hijos, cómo se encuentran, con quién se sienten conectados. Hablemos con ellos sobre qué está bien y qué está mal, qué es legal o ilegal, qué nos preocupa y qué estamos dispuestos a compartir con ellos en torno a este loco mundo digital. Alentar a tus iKids para que recurran a TikTok en función de quiénes son y no de quiénes otros quieren que sean. Conocer los riesgos para afrontar cómo gestionarlos.


En mi casa tenemos cuenta en TikTok dos adultos y dos menores de edad. La más fan es mi hija de 13 años (14 en unos días); éste es un mensaje de su parte.

Tengo cuenta privada en TikTok. Casi no publico videos, alguno con coreos o canciones, pero pocos. Lo que más me gusta de TikTok es #BookTok. Me gusta mucho leer así que desde el principio de crearme la cuenta empecé a buscar cosas sobre Harry Potter, Percy Jackson y otras sagas que me gustan. Supongo que por eso empezaron a aparecerme sugerencias. En otros sitios de Internet hay blogs sobre libros, hay BookTube en YouTube con youtubers que comparten videos geniales, hay Bookstagram… pero BookTok es mucho mejor. La comunidad BookTok la forman lectores de muchísimos países que publican videos cortos sobre sus libros favoritos, sus personajes preferidos, bromas que solo entiende la gente que lee esos libros… Hay recomendaciones, noticias sobre nuevas publicaciones, decoración para el cuarto con tus libros o sobre tus libros, listas de lectura y grupos de fan fiction en los que comparten videos las personas que escriben historias basadas en libros conocidos. También hay edits y chistes, headcannons, merca y mucha gente que da consejos. Hay bastantes autores de sagas populares y hay mucha gente que dibuja fan art muy guay 🙂 Siempre son, claro, videos cortos. Toda la gente a la que conozco a la que le gusta leer y sigue cuentas BookTok lee cada día más, por eso me da rabia que se diga que las chicas estamos todo el día subiendo videos solo de bailes. Hacemos muchas otras cosas pero no salen en periódicos o en la televisión. A mi madre también le gusta leer y creo que le gusta que yo lea y que le haya contado lo de BookTok. Creo que a ella le habría gustado a mi edad. Es verdad que a veces me salen vídeos que son los típicos que los mayores te dicen, pero tampoco me salen tanto, supongo que es por lo que suelo mirar, que no es eso. A veces en casa nos reímos mucho con videos que alguno ha encontrado y eso me gusta, porque yo puedo descubrirles cosas chulas a mis padres. TikTok me gusta más que Instagram, y sobre todo me gusta porque encuentro cosas sobre lo que me gusta en general. Sé que en las redes pueden pasar cosas malas, me lo explican en el colegio y eso, y mi madre también claro, así que intento pensar en cómo hago las cosas para no tener demasiados problemas. Y si tengo problemas, pues pido ayuda.

A.

El TikTok que podemos descubrir a nuestros iKids

En TikTok hay gente fantástica haciendo cosas fantásticas. Igual que con BookTok y la lectura, en TikTok hay comunidades de usuarios que comparten contenidos sobre ilustración, sobre música, sobre edición de videos, sobre profesiones soñadas… Gran parte de esos contenidos están en inglés, pero también los hay en español.

En #AprendeEnTikTok #AprendeConTikTok hay contenidos sobre todo tipo de disciplinas (también alguna chorrada) y muchos vídeos educativos. Cada semana hay directos educativos sobre temas diferentes, desde hablar en público a aprender a gestionar tus ahorros. En TikTok hay profesores compartiendo maravillas. Hay comunidades creativas y usuarios positivos; hay contenidos para padres y madres sobre temas de los que consideramos «serios» y que van mucho más allá de lo superficial que damos por sentado.

Si tu iKid está en TikTok, pregúntale qué ve. Buscad contenidos que tengan que ver con sus aficiones. Si solo quiere ver memes y bromas, pregunta por qué y qué opina. Y si oyes hablar de los peligros de TikTok, pregúntale por su experiencia de TikTok en lugar de sermonear sobre los peligros de TikTok.

Si no quieres que tu iKid esté en TikTok, estupendo, pero que no sea para evitarles peligros y traumas, sino desde la información. Si te preocupa que encuentre retos y quiera imitarlos, habla sobre eso y no sobre TikTok.

No delegues en TikTok, su existencia, desaparición o control de contenidos para educar a tus iKids. No juzgues a tus iKids porque les gusta TikTok o porque han tenido la (mala, buena) suerte de crecer ahora. Hoy es TikTok y mañana será otra cosa. 

Suerte,

María

PD. Para terminar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − catorce =

RELACIONADO

Aprender en Internet, para mayores y pequeños: MOOCs y otras cosas

Aprender en Internet, para mayores y pequeños: MOOCs y otras cosas

febrero 21, 2018

It is coming… No el invierno, sino #DigCitSummitES volumen 2!

It is coming… No el invierno, sino #DigCitSummitES volumen 2!

abril 5, 2019

Educación (digital) de tus hijos: buscar, copiar y compartir en Internet

Educación (digital) de tus hijos: buscar, copiar y compartir en Internet

enero 30, 2018