María, 12 de marzo, 2020

Conversación 1: FAKES #adolescentes #tecnología #coronavirus

Éste es el punto 1 de la relación de 10 conversaciones que podemos tener con adolescentes sobre la pandemia de COVID-19 y el uso que hacemos de la tecnología. Se trata no de aleccionar ni alarmar, sino de aprender juntos y aprovechar esta oportunidad para reflexionar sobre personas y pantallas.

El tema: FAKES y bulos

La tecnología nos da acceso a mucha información y no siempre es sencillo saber qué es cierto y qué no.

Este tema es el epicentro de todos los ejemplos si hablamos del impacto de la tecnología sobre la situación actual. A través de nuestros móviles nos han llegado y llegan todo tipo de noticias, memes, fotos, videos y rumores. Y no siempre pensamos dos veces en qué creer o en qué compartir. Así que entre todos contribuimos a pánico y más pánico o a todo lo contrario, a no darle importancia al tema.

Los adultos no siempre sabemos distinguir qué es cierto de qué no lo es, pero sí deberíamos saber más sobre contrastar antes de difundir. Los adolescentes no tienen la excusa de la experiencia, así que son necesarias las conversaciones sobre no creerlo todo y especialmente no compartir cualquier cosa que no sepamos a ciencia cierta que es verdad.

Me centro, por el tema del día-la semana-el mes-si seguimos así el año, en los fakes médicos. Tal y como explica ConSalud en este artículo, un reciente estudio publicado en la revista Science demostraba que las noticias falsas o fake news se propagan más rápido, de forma más profunda y más ampliamente que la verdad en todas las categorías de información. NOS CREEMOS MÁS LO ALARMANTE Y NEGATIVO. «No solo atendemos prioritariamente a aquellos contenidos que conectan con nuestros miedos«, explica uno de los responsables del estudio, «sino que también tendemos a divulgarlos con mayor intensidad y celeridad». Y de acuerdo a datos de otro estudio (publicado en Elsevier en 2018), el 40 % de estas informaciones contenían errores o eran directamente falsas. 

Luego ya están otros fakes no médicos, pero relacionados con la crisis de salud pública, del tipo de «cierran Madrid-no cierran Madrid», «fulanito es positivo», «bebamos agua caliente», «tal médico que es mi amigo dice que hay que hacer esto»…

Antes de dar algo por cierto, antes de compartir, antes de difundir, antes de opinar, antes de retuitear, antes de comentar… busquemos cómo contrastar las cosas.

Conversaciones:

  • Ejemplos de bulos que han corrido como la pólvora en redes sociales en relación con el coronavirus (Newtral).
  • Te creas o no te creas lo que estás viendo, antes de compartirlo, piensa y contrasta con fuentes fiables. Sigue a quien se dedique a contrastar información y a diferenciar verdad de mentira: Maldito Bulo, por ejemplo.
  • No des por sentado que tus iKids adolescentes saben diferenciar verdad de fake. Ayúdales a aprender. En el ámbito del que estamos hablando hoy, por ejemplo, un buen sitio para contrastar información es #SaludSinBulos.

Seguiremos informando 😉

Besos,

M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − diez =

RELACIONADO

Homeschooling y competencia digital de los iKids: el papel de la familia

Homeschooling y competencia digital de los iKids: el papel de la familia

abril 28, 2020

Nueva plataforma para ayudarte a educar a tus iKids en el buen uso de lo digital

Nueva plataforma para ayudarte a educar a tus iKids en el buen uso de lo digital

abril 3, 2017

La familia es la primera escuela 2.0: dónde leer sobre #ePaternidad

La familia es la primera escuela 2.0: dónde leer sobre #ePaternidad

diciembre 11, 2015