María, 18 de enero, 2017

Consejos a mi iKid en su estreno con Instagram #ePaternidad

Después de meses escuchando la misma pregunta de forma insistente, ayer dije sí.

Y no. No se trata de una nueva pedida matrimonial ni de un cambio de trabajo. Se trata de dar permiso a iFirst para que se inicie en el fabuloso mundo de las redes sociales.

Ayer dijimos sí a dejarle abrirse una cuenta en Instagram.

La edad estipulada por Instagram para poder abrirse una cuenta de usuario es de 13 años (aunque esto no impide que haya muchos instagrammers menores de 13). iFirst está cerca ya de cumplirlos y hemos decidido dejarle, acompañarle y mostrarle lo mejor de esta red social. Hoy quiero aprovechar para compartir unas cuantas reflexiones sobre el porqué de nuestro “sí” y sobre las condiciones para que ese “sí” no se transforme en “no”.

Antes de decir sí al Instagram del iKid

  • ÉL —- para qué quiere la app: cuando iFirst necesita comunicarse con sus amigos, recurre a mi WhatsApp, a mi teléfono a secas, al teléfono fijo de casa (muy vintage, lo sé) y a opciones tipo HangOut o FaceTime.
  • NUESTRA FAMILIA — qué dispositivo tiene o puede usar: iFirst no tiene móvil. Tiene una tablet con la que fundamentalmente ve videos, juega, hace películas, escucha música… Tiene también cuenta de correo aunque apenas la utiliza.
  • SU ENTORNO – qué pasa a su alrededor: la mayoría casi absoluta de sus compañeros de curso tiene no sólo cuenta en Instagram sino también móvil con apps de mensajería instantánea y perfiles en otras redes. Desde el punto de vista generacional, me parece bien que pueda iniciarse en alguna de estas parcelas. Y me apetece que sea con lo que más me gusta a mí (que no es WhatsApp, no es Kik, no es Snapchat, no es Musical.ly). A mí lo que más me gusta es Twitter (que para los iKids es un bodrio por ahora) e Instagram.

Y como iFirst llevaba mucho tiempo preguntando por Instagram, hemos llegado al “sí”.

Lo que pedí a mi hijo antes de dejarle abrirse una cuenta en Instagram:

1. Enséñame tus opciones para posibles nombres de usuario. No me gusta que pongan su año de nacimiento en el nombre (lo hacen mucho), no me gusta que pongan su nombre completo y no me gusta que pongan chorradas. No me gusta que incluyan su colegio o barrio en la descripción del perfil. Qué le vamos a hacer; soy caprichosa.

2. Comparte conmigo la contraseña que vayas a elegir. Y recuerda: “mayúsculas, minúsculas, números y otros caracteres”, elígela bien.

3. Dime en qué foto piensas como imagen de perfil. En ocasiones, los iKids ponen fotos con otros niños o con miembros de su familia o de personajes famosos a los que siguen. A mí me gustaría que mis hij@s eligieran ser ellos mismos pero exponiéndose poco.

4. Cuéntame para qué quieres tener una cuenta en Instagram. ¿Sólo porque todos están en Instagram? ¿Sólo para seguir a Cristiano Ronaldo? ¿Sólo para ver fotos de guitarras?

5. Escribe 5 normas que crees que es importante cumplir para no tener problemas (conmigo) y mantener tu cuenta en Instagram.

Algunos pensarán que soy muy controladora, una madre helicóptero borde que se mete en la vida de su hijo hasta el extremo y restringe su libertad. Pero tiene 12 años y veo en qué edad está y cómo piensa y actúa; también conozco Instagram y sé que ahí dentro puedes encontrar de todo. Yo ni hago sus deberes por él ni los hago con él. No le preparo la mochila ni la merienda. No le defiendo de todo. No elijo qué ropa se pone. No le doy siempre la razón. No diseño su vida social. Apenas hace unos pocos meses que le dejo salir solo a la calle a hacer recados. Y hace muy poco que le he dado llaves de casa. Todavía no ha viajado solo en transporte público. Se ha ido de campamento y a estudiar fuera, pero con monitores o acompañantes en los desplazamientos. Es decir, en la vida real todavía tengo muchas “cuerdas atadas”, así que no voy a hacer lo contrario en la vida online. No es sólo cuestión de cuánto tiempo le deje usar Instagram, sino de intentar ayudarle a usar bien Instagram. Y si va a terminar abriéndose una cuenta (que no podría porque para descargarse una app necesita del permiso de un adulto en la cuenta familiar), pues mejor le oriento yo.

Las respuestas de iFirst a mis peticiones han sido suficientes para mí. Ha elegido un nombre de usuario bastante normal y aceptable (después de varios cambios…), ha buscado una contraseña estupenda, ha pensado en una foto de perfil que le describe bastante bien. Quiere Instagram para seguir a sus amigos y a quienes ya busca en Google o YouTube (música, deportes, series…).

Y dice, además, que quiere subir fotos tipo “iWomanish”. Ahí me ha ganado, como comprenderéis. He muerto un poco de amor con este pre-adolescente. Porque a lo que se refiere es a subir fotos en las que se salga de espaldas, en las que haya apodos y no tanto nombres propios. Es decir, mis sermones sobre privacidad están llegando a alguna parte de su cerebro ‘teenager’.

Hemos mirado juntos qué opciones hay para utilizar instagram en un iPad, porque no hay versión oficial de la app para este tipo de tablet. Hay apps creadas por terceros para ver los timelines de otros, pero con ellas no puedes publicar tus propias fotos. Y puedes hacer una gestión muy básica de la cuenta desde el navegador, pero tampoco puedes publicar. Después de ver juntos varias apps, hemos descargado PadView, pero también la app oficial de Instagram para iPhone. Así se puede elegir entre ver bien las fotos de los demás o poder además publicar tus propias imágenes.

Las 5 normas que iFirst ha escrito son éstas: 

6. Seguiré a personas que me gustan y mis padres me seguirán a mí.

7. Seguiré a mis amigos.

8. Seré educado.

9. Sólo dejaré que me sigan personas que conozco.

10. No colgaré cosas que no hay que colgar.

Las 5 normas que yo he añadido:

11. De momento quiero saber a quién sigues y quién te sigue, así que espero que me lo cuentes. Me fío de ti, pero no tanto de los demás. Por eso quiero formar parte de tus inicios. Sé que para ti es importante ver cuánta gente te sigue, pero no todo es “followers” y “likes”. No hay nada peor que dar a “me gusta” a todo porque sí ni esperar que a los demás les guste todo lo tuyo. Esto es como la vida real; a veces funciona y a veces no.

12. Por supuesto, tu cuenta es privada. Si necesitas cambiar de contraseña, avísanos. No compartas el nombre de tu cole ni nuestra dirección ni tu mail. Desactiva la geolocalización. Quien ya te conozca sabe cómo te llamas, dónde vives, dónde estudias. Los demás no necesitan la información. Evita publicar fotos de casa, de nuestra familia o de otros chicos que no te hayan dado permiso para poner su cara o nombre en Internet.

13. ¿Que cuándo podrás ver Instagram? Vale, te dejo entre semana, pero sólo después de cenar y no más de 20 minutos. Hasta ahora no te dejaba el iPad entre semana, así que date por satisfecho con este cambio. Y

14. Sigue cuentas chulas y haz que tu cuenta sea chula. Que tenga fotos chulas. Sobre las cosas que te gustan.

15. Empieza poco a poco, tanto en las personas a las que sigues como en por quién te dejas seguir. Tanto en el número de fotos que compartes como en el tiempo que pasas usando la app de Instagram. Poco a poco, con la calma.

Bss,

M.

PD1. Todo este post lleno de descripción de decisiones no sería posible sin el padre de iFirst. Mi “sí” al Instagram del primogénito no es sólo mío; está consensuado con iHim. Ya veremos si esto dura o si nos vemos obligados a “paralizar” el permiso.

PD2. No dejes de leer este post previo sobre pequeños instagrammers, este otro sobre las funcionalidades más recientemente incorporadas a Instagram o éste sobre primeros pasos de tus hijos en redes sociales.

PD3. Carta de una madre instagrammer a su hijo que se inicia en Instagram 😉

 

8 respuestas a “Consejos a mi iKid en su estreno con Instagram #ePaternidad”

  1. Vicky dice:

    Gracias. gracias por compartír tus experiencias, sin ser consciente nos guías en el mundo internet con tus post del día a día.

  2. Estela dice:

    Me declaro fan incondicional de tu blog. Tengo una niña que aún es muy pequeña pero sé que antes de que me dé cuenta dejará de serlo y quiero estar preparada para cuando ese momento llegue. Es por eso que tu blog me resulta tan útil. Tus normas referentes a la tecnología me parecen más que razonables y me valen para irme haciendo una idea de cómo actuar e el futuro.
    Un abrazo fuerte y gracias ^^

    Estela – Criando pulgas

  3. Carles dice:

    Me parece ideal lo que has hecho con tu hijo, el modo en como lo has hecho y la carta que le has escrito.

    Ayudo en los deberes a niña de edad similar a tu iFirst que tambien tiene instagram (y whatsapp, snapchat, musica.ly… tiene móvil propio), con el tiempo he visto que cada vez está más pendiente de él y lo pasa peor cuando no le dejo consultarlo ipso facto.

    Creo que la mayor diferencia entre iFirst y ella eres tú. Es el hecho de tener unos padres que sepan como funcionan las redes sociales, capaces de guiarle y acompañarle. A ella aún no le dejan salir a la calle (ni para hacer recados), ni coger el transporte público (lo tiene a 1 minuto de casa) y a sus trece años éste año se iré de colonias por primera vez. Pero si que tiene su propio móvil con el que hace el que quiera. Al menos he conseguido que cambie la privacidad de instagram y actúe con algo de cabeza, a ver cuanto dura.

    • iWomanish dice:

      Muchas gracias por tu comentario, Carles! Poco a poco iremos consiguiendo normalizar la educación en el buen uso de lo digital, entre todos… feliz tarde

  4. Ana dice:

    Voy a por mi segundo! Me ha pedido Instagram así que voy a seguir tu post al dedillo. 14yearsold

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =

RELACIONADO

Niños y tiempo de pantalla: cantidad, calidad y compañía

Niños y tiempo de pantalla: cantidad, calidad y compañía

mayo 24, 2016

Familia y tecnología en dos metáforas

Familia y tecnología en dos metáforas

noviembre 21, 2018

Preguntas frecuentes sobre niños y tecnología

Preguntas frecuentes sobre niños y tecnología

enero 8, 2018