María, 21 de junio, 2017

Pantallas y estereotipos de género: ¿qué aprenden los iKids?

Varias décadas de investigación demuestran el poder de lo que la comunidad anglófona denomina «media» sobre el carácter y las expectativas de nuestros hijos, sobre su forma de entender el mundo y percibirse. «Media» es televisión, pero también redes sociales, películas, páginas web, videojuegos, apps… Los iKids aprenden a asociar mensajes y opiniones acerca del género en familia y en el colegio, pero también a través de lo que ven a través de la pantalla. Lo que perciben impacta directamente sobre su desarrollo, desde pequeños y también en la adolescencia. Interiorizan mensajes sobre cómo deben ser las relaciones, cómo valorar o respetar a los demás, a qué aspirar para su futuro. Y no es algo que afecte solo a las chicas. Es general. Por eso es tan importante que entendamos que no sólo importa cuánto se conecten, sino para qué, por qué, cómo. El famoso «tiempo de pantalla».

Common Sense Media acaba de presentar un estudio, llamado Watching Gender: how stereotypes in movies and TV impact kids development. Se centra en estos dos entornos, el de la television y las series y películas, para profundizar en lo que opinan los padres y lo que creen los expertos.

Los estereotipos de género perpetúan ideas como la de que los chicos valen más. Y lo hacen en muchas películas, series, juegos, dando a entender que recurrir a la agresión verbal o física puede ser la solución a muchos problemas, dando a entender que, en las chicas, lo que más se valora es la imagen física. Son conceptos tan arraigados que a veces ni nos damos cuenta de que una historia concreta nos los está «vendiendo» como «normales». Y aunque parezca que no, lo que se ve e interioriza de pequeños, se mantiene de mayores. Según datos de 2016 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la discriminación de género costó a la economía global más de 12 trillones de dólares en potencial desaprovechado.

Algunas de las conclusiones destacadas del estudio:

  1. Televisión y películas refuerzan la idea de que el género masculino es más valorado en la sociedad.
  2. Los mensajes de estas pantallas promueven la idea de que las chicas deben preocuparse por su apariencia.
  3. En la adolescencia, televisión, películas y juegos manejan mensajes tolerantes con el acoso sexual o dan visibilidad a la responsabilidad parcial de las chicas en estas agresiones. La sensualidad sigue siendo, como hace décadas, un arma de doble filo.
  4. Un mayor consumo de televisión o cine tradicionales se asocia a futuras aspiraciones profesionales marcadas por el género y no por otros elementos como la vocación o el interés personal.
  5. Los programas y series de televisión y películas que más ven los iKids refuerzan los clásicos estereotipos de género.
  6. Los colectivos minoritarios son especialmente vulnerables al impacto de los medios en en desarrollo de su auto-percepción en base a su género. Y los colectivos mayoritarios no siempre entienden la importancia de respetar al «diferente».
  7. Un mayor consumo de televisión o cine tradicionales se asocia a una mayor expresión de creencias rígidas en cuanto a lo que hombres y mujeres son y deben hacer.
  8. Aceptar estereotipos de género rígidos sobre hombres y mujeres tiene consecuencias indiscutibles en la infancia, la adolescencia y la edad adulta.
  9. Al llegar a la adolescencia, televisión y películas siguen proporcionando mensajes arcaicos sobre lo que se debe esperar de situaciones románticas y sexuales, y esas expectativas están claramente marcadas por el género.
  10. Las mejores maneras de combatir los estereotipos de género y de promover una representación positiva de chicos y chicas en televisión y películas, presentado incluso contra-estereotipos a los iKids, pasan por hablar con ellos sobre lo que ven y potenciar su alfabetización mediática. Esta alfabetización implica desarrollar el pensamiento crítico de los iKids, de forma que vayan aprendiendo a analizar y cuestionar lo que ven, sin darlo por verdadero o falso. Existen estudios (Pahlke, Bigler, & Martin, 2014; Puchner et al., 2015; Wade, Wilksch, Paxton, Byrne, & Austin, 2017) que demuestran la eficacia de este tipo de alfabetización a la hora de conseguir que los niños no interior icen todo lo que ven en las pantallas, sean capaces de identificar la discriminación de género y respondan mejor a comentarios sexistas, racistas o simplemente corrosivos por parte de los demás.

Este post no es feminista ni machista. Tampoco quiere ser alarmante. Hay muchos contenidos positivos que los niños ven en series, juegos y películas, pero también hay otros que siguen favoreciendo que los iKids asuman como buenos algunos ideales que todos sabemos que hay que superar. Hombres y mujeres no somos iguales pero sí deberíamos tener igualdad en oportunidades, participación, desarrollo profesional y personal, responsabilidad social… Podemos hablar mucho con los iKids sobre este tema, sin olvidar que además de nuestras charlas ellos siguen viendo tele y pelis y apps y juegos en los que el chico mola si es malote, o la chica se preocupa sólo por su imagen, o meterse con los demás es guay, o las chicas no son listas, o los chicos son siempre fuertes y el débil es un pringado.

En términos de iKids y tecnología, nos preocupa que se encuentren con contenidos violentos o pornográficos, que sufran ciber acoso, que hagan sexting. Para evitar lo primero, habrá que pasar por filtros y compañía cuando son pequeños y por mucha charla cuando van creciendo. Para evitar lo segundo, nada como recordarles que los actos tienen consecuencias, que hay que dialogar y defender cuando hacen daño a tu hij@ y responder activamente cuando es tu hij@ quien hace daño a otro. Y para evitar lo tercero, tan importante es enseñar a tu hija hasta dónde debe compartir y enseñar como enseñar a tu hijo a respetar lo que una chica le envía sin necesitar compartirlo con nadie más.

Puedes leer un resumen amplio del estudio en la web de Common Sense Media, que también te da ideas de contenidos para que tus hijos vean, en función de su edad, sus gustos y los mensajes que creas positivos para ell@s. Tienes miles de películas para ver con ellos, como En busca Bobby Fischer, 1993 (chicos que saben perder… y ganar); Billy Elliot, 2000 (chicos que se salen de la norma); Quiero ser como Beckham (chicas futboleras); Figuras Ocultas, 2016 (mujeres en carreras científicas); o Wonder Woman, que llega a las pantallas españolas el viernes 23 de junio y está arrasando en taquilla con una chica valiente al mando. Y tienes series como Por 13 Razones (para hablar con los adolescentes sobre acoso, amistad, respeto, sexo, consecuencias…), Project MC2 (chicas en STEM), The Big Bang Theory (los empollones molan) o Stranger Things (amigos que se apoyan, chica valiente), entre muchas otras.

No siempre las chicas quieren ser princesas y los chicos futbolistas. Y no da igual lo que vean. Tú conoces a tu hijo y sabes sus gustos. No se trata de forzar máquinas ni de vivir en un sermón constante; no se trata de vivir en la Edad de Piedra ni de ser el más moderno del barrio. Se trata de impulsar a tus iKids para que saquen lo mejor de sí mismos, respeten a los demás pese a las diferencias, aprendan a cuestionar lo que ven y aspiren -da igual si son chicos o chicas-, a comerse el mundo.

Besos,

M.

PD1. El proyecto español RealKiddys es una de las iniciativas que trabajan por el fin de los estereotipos. Si no la conoces, hoy es un buen día para hacerlo.

PD2. El estudio de Common Sense Media se ha realizado en Estados Unidos, pero estoy segura de que sus conclusiones son aplicables a nuestro país.
PD3. He hablado antes sobre lo que hace Common Sense Media en este post sobre lo que hacen los iKids con la tecnología o en éste sobre el libro de Yalda T. Uhls.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =

RELACIONADO

El informe Norton y #BetaParents

El informe Norton y #BetaParents

octubre 3, 2015

Las chicas, la tecnología y la historia de Ada Lovelace

Las chicas, la tecnología y la historia de Ada Lovelace

octubre 10, 2017

Enseñar ‘buenas maneras’ para Internet, por @iWomanish y @DevorahHeitner

Enseñar ‘buenas maneras’ para Internet, por @iWomanish y @DevorahHeitner

noviembre 16, 2015