#DigCit

 

 

#DigCit nació como hashtag en Twitter, dedicado a hablar de ciudadanía digital, para luego dar pie a la creación de una comunidad civil con numerosos miembros por todo el mundo y a The Digital Citizenship Institute.

El Instituto de Ciudadanía Digital trabaja con el objetivo de promover el bien social y la convivencia positiva a través de la tecnología y las redes sociales. Está compuesto por profesionales de diversos campos que, aun con opiniones diferentes, comparten la visión de transformar el mensaje negativo actualmente imperante en uno positivo, centrado en el aprendizaje de niños y adolescentes a desenvolverse en el mundo digital de forma progresiva, responsable y práctica.

El Instituto colabora con autoridades, entidades públicas, sector privado, colegios y padres de familia para impulsar un acercamiento global a la ciudadanía digital.

Para el Instituto, la Ciudadanía Digital se basa en la conexión digital ENTRE PERSONAS. Se trata de aprovechar la oportunidad que nos ofrece la tecnología para inspirar a las nuevas generaciones para que se conviertan en personas que se conecten con el fin de crear cambio, mejorar situaciones, resolver problemas y formar parte de una comunidad local, global y digital.

La Ciudadanía Digital promueve el pensamiento crítico y la implicación personal en el mundo que nos rodea, hacia un cambio positivo. Se trata de favorecer un aprendizaje como forma de vida que haga el bien y sepa colaborar y aportar soluciones.

DigCitSummits

La primera cumbre (summit) DigCit tuvo lugar en 2015 y fue pistoletazo de salida a numerosos encuentros, virtuales y reales, en los que se comparten mensajes, documentos, recursos audiovisuales; entre esas reuniones destaca la celebrada en Bournemouth (Reino Unido) en enero de 2016 y la que fue segunda cumbre DigCit en Estados Unidos, que tuvo lugar en la sede de Twitter en San Francisco en octubre de 2016. En ambas tuve la suerte de poder participar como ponente, ya que desde 2015 formo parte de esta comunidad y soy algo así como su embajadora en España. Desde 2016 soy miembro, además, del Instituto de Ciudadanía Digital, que promueve iniciativas para impulsar el uso seguro, positivo y creativo de la Red.

Así que el objetivo de las summits es romper silos, unir a educadores, estudiantes, expertos en tecnología y ciber seguridad, Administración, familias y entidades públicas y privadas para consensuar el cómo de un mensaje: todos somos responsables de conseguir que los futuros ciudadanos sean socialmente responsables, tanto en la vida real como en la digital.

A través de iniciativas como DigCitKids o BeThatKindOfKid, el Instituto acompaña y empodera a las nuevas generaciones para aprender a ser ciudadanos digitales que aporten soluciones positivas a nivel local, global y digital, haciendo de los jóvenes agentes de creación, colaboración, justicia social, diseño y cambio.

El ciudadano digital es el que desarrolla la capacidad de hacer un uso seguro, positivo y responsable de la tecnología. ¿Te animas a formar parte del cambio?