María, 14 de octubre, 2016

¿Qué hacemos con los pequeños #instagrammers menores de 13?

logoinstagramUna aplicación de fotos y videos que funciona como una red social. Y que es cada vez más popular. Atractiva, incluso artística, dinámica, basada en imágenes, fácil de usar… Instagram.

Los adultos #instagrammers somos difíciles de clasificar. Hay de todo. Fanáticos de compartir fotos, los que apenas publican, los que usan la app sólo a nivel personal con sus más allegados (compartiendo por tanto fotos relativamente íntimas) y los que también gestionan un perfil público o profesional. Los hay que acompañan cada imagen de mucho texto o de casi ninguno. Los filosóficos y los que van al grano. Los que cuidan la foto cual Doisneau y los que no. Los apasionados del hashtag inventado. Los de pocos seguidores y los influencers.

Luego están los adolescentes, que cada vez usan más Instagram y cada vez la disfrutan más. Se relacionan entre ellos y pueden también seguir a muchos de los «famosos» a los que admiran: es el mundo de Rihanna, Demi, Taylor, Kate, de Justin de las Kardashian/Jenner, de Leo Messi y Neymar y Cristiano... (y en España, es el mundo de los futbolistas, las it girls, las presentadoras/actrices…)

¿Y los niños? ¿Qué hacen los pre-adolescentes en Instagram?

En teoría, nada. No deberían hacer nada. Las condiciones generales de Instagram establecen los 13-14 años como edad mínima para usar el servicio. Sin embargo, muchos menores crean una cuenta incluso antes porque Instagram no pregunta a los usuarios qué edad tienen. La seguridad de Instagram depende más de cómo se utilice que de la edad del usuario.

Hay muchos, muchos perfiles de chic@s menores de 13 y 14 años en Instagram. Cada vez más. Y si haces un poco de «seguimiento» virtual, te encuentras con cosas curiosas en cuanto a:

  • Configuración: casi todos los perfiles son privados -qué mínimo-. Así que salvo si les sigues, no puedes ver sus fotos; pero si ellos dejan que casi cualquiera les siga, el perfil privado servirá de poco.
  • Geo-localización: muchos de los perfiles publican fotos incorporando la geo-localización, de forma que sabrás perfectamente en qué área están en cada momento (lo ves arriba, sobre la foto, justo debajo del nombre de perfil). Algunos incluso van más allá y en su bio explicitan, por ejemplo, su barrio o su colegio.
  • Privacidad (propia): algunos de los perfiles suben fotos en las que puedes ver a qué colegio va el iKid en cuestión, o cómo es su casa, o ves a su padre en pijama al fondo de la imagen, o te enteras de la marca del coche familiar o de cada destino de vacaciones, en vivo y en directo… Obviamente, a partir de ciertas edades y sobre todo con las niñas, empiezas a encontrarte fotos inocentes pero sugerentes.
  • Privacidad (ajena): muchos de los perfiles publican fotos de otros menores, en ocasiones asociándolos a nombres propios (sus amigos, sus hermanos). Y probablemente no hayan caído en la cuenta de preguntar antes de publicar. Además, a estos instagrammers novatos les gusta etiquetar a terceros en sus fotos más que los adultos a utilizar las etiquetas para mencionar a alguien en las fotos.
  • Seguidores: ¿cómo es posible que un perfil privado con apenas 10 fotos tenga 250 seguidores? Qué difícil entender que un iKid de 13 tenga 200 amigos (reales) en Instagram. Que siga a 200 vale. Que lo sigan 200 sin apenas haber compartido fotos, es cuando menos curioso. Y si encima él o ella han tenido que ir dando a «aceptar seguidor» uno a uno hasta llegar a 200… Los iKids más pequeños (también los de 15, por otra parte) dan una importancia brutal a su número de seguidores y en muchos casos aceptan como «follower» a gente que no conocen o incluso a perfiles falsos de esos que te proponen «aumentar de seguidores a cambio de nada». Me llama la atención, también, cómo se establecen círculos de confianza en los que los chic@s siguen o son seguidos por personas que en realidad no son sus amigos (madres de amigos, herman@s de amigos, por ejemplo).
  • Comportamiento: cuando un tween (como dirían en EEUU) sigue a un adulto en Instagram, tiende más al like que al comentario. Sin embargo, cuando se siguen entre ellos, los comentarios abundan. Frases de mucho amor entre las chicas. Frases de machote en los chicos. Y mucho emoticono siempre. Más que mirar la foto del día o la más reciente, les gusta ir hacia atrás en el feed de aquél a quien siguen y le dan a «me gusta» en una foto «antigua». Se declaran amistad eterna o suben fotos de los planes más apasionantes, casi para impresionar. Porque en Instagram, recordemos, casi todo es siempre perfecto. El número de likes es un baremo de popularidad absoluto. Los selfies y las fotos con amigas son lo más entre las niñas. Los planes deportivos, las fotos de acción y las graciosas (descargadas de Internet, por cierto) abundan entre chicos.
  • Tiempos: se contestan, mencionan, etiquetan o comentan a todas horas, de forma inmediata. O al menos eso dicen ellos cuando les preguntas. Y esperan que los demás también comenten sus fotos con rapidez. «Si subo una foto y al cabo de una hora no tiene ni 1 like, es como, ¿por qué? ¿No le gusta a nadie?«.

littleinstagrammersTodo esto es frecuente cuando se trata de usuarios muy jóvenes y es algo que también se mantiene entre instagrammers adolescentes. ¿Y pasa algo? Pues, hombre, no. No pasa nada. Que haya problemas graves con estas cosas sale mucho en los medios pero no es necesariamente súper frecuente. No es lo más normal que un pervertido elija a tu iKid entre miles para acosarle en Instagram. No es tampoco lo más normal que tu iKid experimente problemas horrorosos al relacionarse con sus amigos en Instagram; puede que alguno comente una foto con tono jocoso o que estén enterados de cada detalle de la vida del otro. Pero poco más. Al menos en principio. Aunque, eso sí, recordemos, en teoría estos niños menores de 13 no deberían tener cuenta propia.

#ePaternidad para el joven instagrammer 😉

Quizá eres de esos padres que consideran una aberración que por debajo de 14 años los iKids se creen un perfil. O eres de los que, como Guillermo Cánovas -experto en temas de jóvenes y redes sociales-, cree que no hay inconveniente en que el iKid tenga perfil antes de la edad recomendada siempre y cuando haya un acompañamiento adulto, una supervisión que le enseñe a usarlo para que luego no sea demasiado tarde (y ejerces tú ese papel).

littleinstagrammers2Quizá eres de los que no sabes si tu hij@ tiene Instagram y no te parece tan grave. O eres de los que lleva una cuenta casi simultánea a la de tu iKid. O eres de los que insisten a su prole para que se cree el perfil aunque no quiera. O eres te siguen en Instagram amigos de tus hijos (sin que tus hijos estén en Instagram)…

No seré yo quien te diga si es bueno o malo que tu iKid tenga cuenta en Instagram antes de los 13. Tampoco te diré cuál es mejor momento para que se creen un perfil. Lo que sé es que yo uso Instagram; mis hijos no. De momento ni siquiera tienen un dispositivo que «soporte» la app (que no existe como tal para tablet; necesitas aplicaciones adicionales). En todo caso, hoy por hoy, con un primogénito de 12, mi respuesta seguiría siendo «no, de momento no hace falta».

El tema (sin permiso) es: ¿por qué crean los menores su perfil sin que sus padres lo sepan? o ¿cómo pueden descargarse la app sin el permiso de sus padres? o ¿por qué lo ocultan? Si tienen una cuenta sin permiso, ¿cómo voy a reaccionar?

El tema (con permiso) es: si tienen una cuenta con mi autorización, ¿hablamos de ello? ¿Hemos planteado qué vale y qué no? Si quiere crearse una cuenta, ¿le voy a dejar? ¿Le voy a ayudar? ¿Le voy a controlar? ¿Le voy a dejar hacer?

Preguntas para ti y preguntas para el iKid que está o quiere estar en Instagram

La clave es familiarizarse con el tema, enterarse. Plantearse la postura general y luego ejercerComentar con ellos cualquier foto que te sugiera una conversación importante (no sólo suya, sino de amigos, de conocidos, de personajes «seguidos»). Tener tú tu propia cuenta en Instagram (o crearla) y seguirles – esto te lo recomiendo porque a mí me encanta Instagram 🙂

  1. guiapadresinstagramconnectsafelyprotegelesInfórmate: echa con un vistazo a esta guía, elaborada por Connect Safely y Protégeles, y compartida por el propio Instagram, en la que se habla no sólo sobre cómo gestionar la cuenta, sino también sobre cómo orientar a los iKids para que estén al día y ten a mano el enlace a la sección de Consejos para Padres de Instagram.
  2. Pregunta a los iKids: si ya tienen cuenta en Instagram, pregunta a tus hij@s cuáles son sus perfiles favoritos y por qué. Pregúntales a qué horas del día se conectan para ver las fotos. Pregúntales quiénes les siguen. Si aún no se han creado la cuenta, piensa primero si les vas a dejar y por qué, crea la cuenta con ellos (recordemos tema contraseñas) y pregunta más: ¿para qué quiere una cuenta en Instagram? ¿Para subir 3 fotos al año? ¿Para no subir ninguna y sólo seguir a otros? ¿Para compartir fotos divertidas con mucha gente o con poca gente? ¿Será un diario de fotos? ¿O un feed sobre algún tema que le guste? ¿Se trata sólo de seguir la moda que marquen los demás? ¿Cómo va a usar la app y cuándo? ¿A quién va a seguir? ¿No será mejor crear, en todo caso, una cuenta en la que enseñar bicicletas de la ciudad o creaciones con Lego en lugar de empezar, tan pronto, a contar tu vida?
  3. Permítete algún sermón que otro: sobre sensualidad o sexo (y fotos sensuales que se puede encontrar en el buscador de la app), sobre violencia (y fotos desagradables que puede encontrar en el buscador), sobre privacidad y no compartir demasiado, sobre libre expresión y no contarlo todo (intimidad), sobre auto-estima y no número de seguidores, sobre exhibición versus discreción…

Ya si eso otro día me meto en el fenómeno de cómo influimos los adultos en los iKids con lo que compartimos en Instagram… Por hoy, me quedo con los niños. ¿Qué opináis? Porque es un tema en el que no hay consenso. La prueba es que hay mucho niño instagrammer…

Bss,

M.

PD1. Quisiera aprovechar para decir que a día de hoy sólo tengo dos seguidores menores de 13 en Instagram, a los que conozco personalmente, y cuyas cuentas son ejemplo de bastante buena gestión de equipo padres-hijos. ** A esto añado un perfil descubierto ayer, con tortugas de por medio, a modo de experimento de incursión en social media por parte de un tween que conozco, apoyado también por su madre. En lugar de contar su vida, compartirá frases motivadoras…

PD2. Que sepas además:

  • Si un adulto que conoce a tu iKid encuentra su cuenta y avisa a Instagram de que un usuario es menor de 14 años y es posible constatar que así es, se procederá a eliminar la cuenta.
  • appsConsejos sobre privacidad en Instagram y opción de denuncia integrada (si ves, por ejemplo, que alguien molesta a tu iKid dentro de la app).
  • Desde hace relativamente poco, Instagram se acompaña de Stories (video), como alternativa a la foto, en formato video. Además, hay opciones integrables como Boomerang (breve video en movimiento rápido) o LayOut o Hyperlapse -que permiten modificar las fotos-, para seguir con este movimiento imparable de storytelling en el que las redes sociales convierten a nuestras vidas. Que lo sepas, por el iKid te pregunta 😉
  • Si hay cualquier problema, recuerda que tu hij@ puede eliminar a seguidores o bloquear a otras personas en Instagram, evitando así que puedan ver sus fotos o vídeos o buscar su cuenta. La persona bloqueada no recibirá notificación alguna. Aquí hay más información sobre cómo bloquear a usuarios.
  • Cualquier persona que haya iniciado sesión en Instagram puede ver fotos o vídeos de un perfil público de Instagram. Si quieres asegurarte de que solo seguidores autorizados vean las publicaciones de tu hij@, es necesario configurar las publicaciones como privadas; así, cualquier persona que quiera ver las publicaciones de tu iKid tendrá que enviarle una solicitud de seguimiento, la cual el iKid en cuestión puede aprobar o rechazar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − diez =

RELACIONADO

Reto #SlowTech: auto-control parental del uso de la tecnología

Reto #SlowTech: auto-control parental del uso de la tecnología

febrero 1, 2016

Niños y tecnología: potenciar habilidades para un mundo conectado #MediaLitWk

Niños y tecnología: potenciar habilidades para un mundo conectado #MediaLitWk

noviembre 8, 2017

Tus iKids y los juguetes conectados a Internet: retos y recomendaciones

Tus iKids y los juguetes conectados a Internet: retos y recomendaciones

abril 24, 2018