María, 5 de octubre, 2015

Nuevo reto: post-its, #Kanban, iFamily

Incorporo hoy a mi lista de To-Do’s la imperiosa necesidad de reorganizar la asunción de tareas en casa. Los niños se van haciendo mayores y, aunque son responsables de algunas de las cosas que afectan a su día a día (deberes o recoger juguetes o llevar plato y vaso de la mesa a la encimera o al lavavajillas o aspectos básicos), la verdad es que hasta ahora estaban bastante acostumbrados a tener casi siempre a alguien detrás encargado de hacer o recordarles que hicieran. Se le olvida un libro a iFirst, le pido a una mamá conocida que me mande foto de la página. Le preparo la mochila de natación a iHer y en el último momento antes de salir por la puerta se la entrego. Recojo la taza del desayuno de iLast con la mano izquierda mientras con la derecha le termino de colocar el calcetín.

Esto se acabó. Tienen que empezar a colaborar (más). Mamá ahora es mompreneur y, si quiere sentar precedente en la organización familiar y la detección detectivesca de recursos que ayuden a toda iWomanish que se precie a gestionar mejor a su gente, pues tiene que ponerse las pilas.

Lo que he hecho en primer lugar es imprimir un cuadro muy sencillo de tareas semanales. Sé que hay miles de cuadros ya hechos, en tela y en pizarra y en la bla. La ventaja del mío es que es flexible y se adapta a lo que yo quiera. Los hemos tenido de muchos tipos, con recordatorios y turnos y actividades. 

Ahora, serán tareas. Durante cada semana, uno de los iKids será “jefe de proyecto”. Los proyectos en cuestión son seis y se basan en que a quien le toque ser jefe debe responsabilizarse que todos los menores de la casa:excelmonday

  • Dejen doblados sus pijamas por la mañana.
  • Preparen sus uniformes para el día siguiente (de acuerdo a Excel ya existente en corcho de la cocina con días de deporte y días de uniforme normal).
  • Preparen su merienda del recreo para el día siguiente.
  • Dejen el baño recogido.
  • Ayuden a recoger la mesa después de la cena.
  • Se laven los dientes antes de ir a dormir.

El premio es elegir los videos de las sesiones vespertinas de YouTube, elegir la peli del viernes o el menú de la comida del sábado. Y en el caso de iHer, ir llenando de canicas un bote que, cuando esté repleto, significará un regalo especial (mañana de paseo y compras o parque de atracciones o similar).

Que conste que mantengo en mis manos algunas tareas… 😉 La supervisión global de todas las responsabilidades de los jefes de proyecto, las bolsas de extraescolares, el transporte, la puesta de la mesa y la disposición de alimentos sobre la misma. La coordinación de deberes, la hora del acostamiento infantil… Así que no me siento explotadora pediátrica. Nope.

En segundo lugar, procedo al diseño y a la pre-implantación de nuestro propio Kanban.

Eh?

iHim es un fan total de Trello y hace tiempo me habló ya de las tablas de organización de tareas. Las secuencias de seguimiento de tareas. Y Kanban. Esta palabra responde a algo bastante sencillo a la par que moderno: crear barras que visualmente nos acompañen en la consecución de tareas, planteando el inicio, el desarrollo y finalmente la consecución de las mismas.

Bueno, pues ayer iHim me mandó dos enlaces (virtual communication between life partners at its best). El primero es más descriptivo que otra cosa, un ejemplo de cómo organizar las tareas de los niños utilizando Kanban. Lo puedes leer en el blog de Carrie Willard, concretamente en el post Organize Kids’ Chores with KanbanCarrie es madre, bloguera y autora del libro The How (and Wow!) of Habits

Y el segundo enlace es la pura ejecución. Cómo aplicar Kanban dentro de casa, para ilustrar la distribución de tareas y el seguimiento que se haga de ellas. Lo explica en profundidad en su blog KanbanKid otra de mis inspirational women, Cat Moon, una mamá emprendedora que fuera de casa es abogada, consultora y coach en Comunicación y varias cosas más. ¡Un crack de mujer! 

Dice Cat Moon que en su casa utilizan kanban con los niños porque “I think it’s an amazing way to bring focus and purpose to what is more often than not a world filled with too much. Too much information. Too much stimulation. Too much stuff. Too many distractions. There are too many works-in-progress. Kanban offers an antidote. It’s about paying attention, prioritizing, and working in a meaningful way. By meaningful, I refer to the reflection aspect of kanban — how acknowledging the work “done” and thinking about how processes and flow can be improved (kaizen), makes it more meaningful and purposeful”.

Convencida estoy.

Y es que yo soy una maniática perdida de las listas. Para la compra, para la maleta, para mis deberes, para los recados más insignificantes. Y Kanban, comprenderéis, es el KamaSutra de los checklists.

Así que inicio el diseño de nuestro Kanban particular. Para ponerlo en la cocina.

Seguiré los consejos de Cat y próximamente espero poder enseñaros fotos de mis plantillas o pizarras con post-its.

Bss,

M.

Otros recursos interesantísimos: los blogs Becoming an agile family y Agile and code for kids (inspired by Cat’s blog). 

 

Autor: María

Publicado: 5 de octubre, 2015

Categorías: iWomanish, Mothernity

Etiquetas: English, Mothernity

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − 1 =

RELACIONADO

Las 4 palabras que debes tener en cuenta en la educación ‘digital’ de tus iKids: acceso, autonomía, experiencia, camino.

Las 4 palabras que debes tener en cuenta en la educación ‘digital’ de tus iKids: acceso, autonomía, experiencia, camino.

octubre 1, 2019

Apps del siglo XXI, valores de siempre – Certamen #ValuesApps18

Apps del siglo XXI, valores de siempre – Certamen #ValuesApps18

abril 2, 2018

Grupos de madres y regalos conjuntos: ¿usamos @Yaap_Money?

Grupos de madres y regalos conjuntos: ¿usamos @Yaap_Money?

octubre 9, 2015