María, 15 de febrero, 2016

Actualización del sistema operativo Paternidad 1.0 OS sXXI

Lo de que ser padres hoy es a veces una paranoia ya lo sabemos. O eres padre helicóptero o madre drone o padre ausente o madre «pasota». No sabes si tienes que ser su amigo o su instructor. No sabes si le alimentas bien o si le castigas bien o si le limitas bien. Haces piruetas entre tu propia vida y la suya. Buscas la manera de conciliar, de fomentar la vida sana, de prepararles para todo, de cumplir con las expectativas. Deberes, deporte, amigos, aprendizaje, comportamiento, alimentación, responsabilidad, hábitos. Son tantas las corrientes de opinión y son tantos los prejuicios, que realmente uno no sabe. Nada. Terminas dejándote llevar.

La paternidad ha sido un reto siempre y en la actualidad es una asignatura casi imposible de aprobar de acuerdo a lo que se espera de nosotros. Y si encima sumamos el entorno digital -sus peligros, sus complicaciones-, es el acabóse. En esto de la ePaternidad tenemos (y se nos machaca con) el complejo de que ellos saben más (mentira: lo ven normal en sus vidas pero no saben más) o tenemos la convicción de que es algo terriblemente peligroso pero terriblemente presente. Así que o prohibimos o criticamos o eliminamos o ignoramos o damos absoluta libertad al uso de lo digital. En consonancia con, o independientemente de, lo que hagamos con el resto de la educación de los iKids.Paternidad & ePaternidad

En esta imagen de la derecha comparo tres afirmaciones de los tiempos de hoy (sobre el impacto de la tecnología sobre la paternidad) con tres afirmaciones siempre vigentes sobre paternidad (antes incluso de Internet). Al final, se trata de ser coherentes.

¿Pobres nosotros? No. Nosotros también tenemos que espabilar. Los padres somos personas con mucho poder… Tenemos tres de los talentos más de moda en la actualidad:

  • RESILIENCIA – es difícil adaptarse al cambio, pero siempre es necesario
  • CORAJE – las distintas generaciones experimentan diferentes revoluciones
  • TALENTO – padres e hijos viven en un permanente estado de aprendizaje

El post de hoy es un recordatorio de que ser padres en la era digital es ante todo una actualización de nuestro sistema operativo familiar (algo así como Paternidad 1.0 OS sXXI), adecuándolo a los nuevos tiempos para seguir basándonos en el sentido común, nuestras convicciones y nuestra forma de ver la vida, para adaptarnos también al uso de la tecnología.

Paternidad OS s. XXI: programa o conjunto de programas de un sistema que gestiona los recursos de hardware (lo que se ve) y provee servicios a los programas de software (lo que no se ve).

No se trata de que aprendan solos, cuanto más tarde mejor o cuanto más autónomamente mejor. No se trata de que no accedan ni de que accedan demasiado. No se trata sólo de filtros y controles parentales. No se trata sólo del discurso del miedo. Se trata de aplicar la paternidad de toda la vida también al uso de la conectividad.

ePaternidadEducarles para un buen uso de la tecnología no implica que seamos informáticos. La ePaternidad es más relacional que tecnológica. Si naturalizamos la tecnología y la metemos en casa como un elemento más de la educación y de la convivencia, saldremos todos ganando. No esperando a que sean adolescentes, sino empezando desde que son pequeños y nos piden el móvil o les damos una tablet o les dejamos ver YouTube o permitimos que jueguen con una App o hagan sus primeros deberes a través de algún soporte informático.

Dicen los artículos 154 y 155 del Código Civil que «los hijos no emancipados están bajo la potestad de los padres y que la patria potestad se ejercerá siempre en beneficio de los hijos, de acuerdo con su personalidad, y con respeto a su integridad física y psicológica. Esta potestad comprende los siguientes deberes y facultades: 1.º Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral. 2.º Representarlos y administrar sus bienes. Si los hijos tuvieren suficiente juicio deberán ser oídos siempre antes de adoptar decisiones que les afecten. Los padres podrán, en el ejercicio de su potestad, recabar el auxilio de la autoridad» y que «los hijos deben: 1. Obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre. 2. Contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella«.

Me quedo (hoy) con dos cosas:KnowYourMountain

  • de acuerdo con su personalidad: la de los iKids, la tuya, la de tu familia. ¿Qué tipo de familia eres respecto a la tecnología? Piénsalo, asúmelo y actúa en consecuencia.
  • procurarles una formación integral: académica, personal y humana, pero también tecnológica.

Conversaciones multi-tema, incluido el 2.0

Por mucho que queramos o no queramos incluir lo 2.0 en nuestras vidas, si no educamos a nuestros hijos en valores y si no hablamos con ellos sobre la vida, el resultado de lo que terminen haciendo no será ni respetuoso, ni ético, ni creativo. Y no lo será ni en la calle ni en Internet. Será fruto de su propia negociación con el aprendizaje o del impacto de la sociedad sobre sus cabezas. Libertades, inmediatez en la obtención de lo que quieren, derechos. Si no ponemos desde que son pequeños límites a sus deseos, si no ejercemos una mínima postura de autoridad que ellos deban respetar, malamente sabrán enfrentarse a la vida (incluida la digital).

En relación con Internet, las discusiones que encontramos en la calle son las que tiene que ver con cuánto tiempo de pantalla permitimos en casa; o con lo que ellos saben y nosotros sabemos sobre Internet. Se habla sobre peligros cibernéticos, sobre acosos virtuales, sobre sexting, sobre exposición a contenidos inadecuados. Como en todo, apliquemos el sentido común.

Fuente: quotesgram.com

Fuente: quotesgram.com

Así que antes de temer al sexting, hablemos con nuestros iKids, de forma evolutiva, sobre sexo o intimidad o relaciones sanas. Adaptando el mensaje para ir desde la cigüeña hasta la realidad pasando por la semillita. Si queremos prepararles para saber responder al ciber-acoso, hablemos sobre acoso a secas. Si queremos evitar mucho tiempo de pantalla, pongamos límites claros desde el principio. Si no queremos que accedan a contenidos inapropiados en Internet, enseñémosles a navegar. Si queremos que aprendan a preservar su seguridad, sus datos o sus fotos, hablemos sobre qué es la privacidad o qué es la «nube». Si queremos que entiendan que todo depende del uso que le des, expliquémosles qué significa eso.

Paternidad

Os recomiendo ver este resumen de la ponencia del juez Emilio Calatayud -abogado, escritor y magistrado, juez de menores de Granada-, ofrecida en el Cibercamp de 2014, en la que este experto en defensa del menor repasa sin complejos algunas de las cosas en las que todos podemos mejorar como padres.

Cada familia somos un mundo. Cada uno hace lo que puede. Y como todos queremos al final lo mismo, lo mejor para los iKids, no nos queda otra que «ponernos las pilas» y adecuarnos a los tiempos que corren, haciendo que lo de siempre y lo de ahora convivan, educando en valores, ejerciendo la autoridad que los padres deben tener, enseñando a esperar, educando para un buen uso de la tecnología.

Actualiza tu sistema operativo. Pero manteniendo las (buenas) funcionalidades de siempre 😉

Feliz lunes. Bss,

M.

 

Autor: María

Publicado: 15 de febrero, 2016

Categorías: ePaternidad

Etiquetas: Educación, ePaternidad, Familia y Tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =

RELACIONADO

3 de noviembre – Openclass online con @UNIRuniversidad – Familia y Tecnología

3 de noviembre – Openclass online con @UNIRuniversidad – Familia y Tecnología

noviembre 3, 2016

4 lecturas para reflexionar sobre niños, adolescentes y pantallas

4 lecturas para reflexionar sobre niños, adolescentes y pantallas

febrero 7, 2018

9 Febrero: Día de Internet Segura (Safer Internet Day) #PlayYourPart #SID2016

9 Febrero: Día de Internet Segura (Safer Internet Day) #PlayYourPart #SID2016

febrero 8, 2016