María, 18 de junio, 2019

Una familia segura en Internet empieza con algo más de ciberseguridad doméstica

Según la última oleada del informe de ONTSI-Red.es, algo más del 80% de los hogares españoles tiene acceso a Internet. En más del 80% de esos hogares hay ordenadores, y en más del 90% de esos hogares hay smartphones. En las casas con menores de edad, los porcentajes son más elevados: siempre en torno al 90%. Con tanto aparato conectado a la Red, si alguien pronuncia la palabra ‘ciberseguridad’, la mayoría pensamos en empresas que tienen mucha información, que tienen que protegerse de señores malos que saben mucho de informática y que atacan los ordenadores de una empresa con malas intenciones. O pensamos en virus que se cuelan en nuestros ordenadores y, por tanto, en programas que tenemos que instalar para que no nos ‘roben cosas’ de los dispositivos. Y si alguien pronuncia la expresión ‘seguridad en Internet’, pensamos en evitar que nos roben datos o nos timen o nos acosen. Y si además decimos ‘seguridad de menores en Internet’, entonces pensamos en ciberacoso, grooming, sexting, phishing, sobre-exposición de la intimidad, invasión de la privacidad y varias cosas peligrosas que resultan difíciles de evitar –salvo que elimines toda conexión-.

Fuente: ONTSI Red.es Informe «Las TIC en los hogares españoles 2018»

El mundo de la seguridad en Internet (en sus ámbitos relativos a la seguridad de la información, la seguridad informática y la ciber seguridad) es un gran desconocido en nuestra vida doméstica. Al menos en la mayoría de los casos. Si usamos alguna medida de prevención para evitar problemas, son antivirus o gestores de contraseñas –siempre menos de la mitad de los españoles hacemos esto-; mucho menos copias de seguridad o cortafuegos.

En casi todos los casos, tendemos a pensar que la ciberseguridad no es algo en lo que podamos intervenir demasiado, que es cosa de hackers o crackers o cibercriminales, de empresas, de Fuerzas de Seguridad y de virus. De criminales por un lado o defensores por otros. Pensamos que la seguridad en Internet tiene solo que ver con que llegue otro y se aproveche para mal de lo que hacemos en Internet nosotros –o nuestros iKids- Digamos que dejamos nuestra ciberseguridad en manos de los demás. Y si algo sale mal, culpamos a los demás.

Pero nuestra ciberseguridad tiene mucho, pero mucho, que ver con nosotros. Algunas de las herramientas más importantes que existen para evitarse problemas las tenemos a nuestro alcance, aunque parece que nos cuesta recurrir a ellas. Cerramos con llave al salir de casa o ponemos alarmas en coches y domicilios, no vamos dando nuestros datos por la calle a quienes nos encontramos paseando. Sin embargo, con todos los aparatos que en nuestra casa o en nuestras manos se conectan a Internet no tenemos tanto cuidado. Nos da pereza.

Una pereza que hay que empezar a superar, por la cuenta que nos trae

Pronuncio la palabra anti-virus y echo la vista atrás y. Sí, hubo una época en la que esto estuvo bastante de moda. Se usaba con cierta frecuencia en muchas casas, aunque daba pereza comprarlo e instalarlo; parecía complicado. Y si lo usabas, lo usabas en el ordenador de mesa que había en casa. Punto. Final. Para que no te entraran cosas raras en el aparato. Entonces y ahora, hay cierta conciencia de la importancia de proteger los ordenadores, porque parece que en ellos guardamos cosas importantes. Pero la mayoría nos olvidamos de los dispositivos móviles -portátiles, tablets y sobre todo smartphones- que en los últimos años han ido ganando la batalla del uso masivo. En ellos abrimos sesión en redes sociales, guardamos contraseñas, activamos geo-localización, compramos, descargamos cosas, navegamos y buscamos en todo tipo de webs. Con ellos nos conectamos a redes wi-fi públicas, en ellos consultamos el estado de nuestras cuentas, con ellos enviamos mensajes, compartimos fotos, pinchamos sobre enlaces que nos envían… Llevamos la vida entera en nuestros móviles que, al llegar a casa, se conectan con el resto de nuestra red de dispositivos a través de la wifi. Cuando pregunto en sesiones con familias o talleres con estudiantes, muy pocos utilizan protección en los smartphones. Y los pocos que utilizan algún tipo de protección lo hacen ya después de haber sufrido algún ‘percance’ de ciberseguridad.

La seguridad absoluta no existe en casi ningún ámbito de la vida. Tampoco en Internet. PERO además de pensar en lo que otros pueden hacernos (a nosotros, a nuestros iKids), quizá podríamos pensar en qué podemos hacer nosotros de manera preventiva para evitar algunos problemas.

Si tu familia es lo más importante y quieres que nadie –especialmente tus iKids- corra riesgos en Internet, quizá puedes empezar por cuidarte tú, cuidar tu red doméstica y la conectividad de todos los dispositivos que viven en tu casa, gestionar con calma y coherencia el acceso de los niños a tecnología y aprovechar los recursos tecnológicos que nos permitan centrarnos en las conversaciones más importantes. Cada uno puede utilizar esos recursos de la forma que mejor se adapte a su familia, para no adaptar tu familia a la tecnología sino adaptar la tecnología a tu familia. Y hay distintas opciones disponibles, con firmas y productos tremendamente útiles que nos pueden ayudar mucho.


Kaspersky: #FamiliaSegura

Una de las compañías que se dedican a ayudarnos para mejorar la seguridad de nuestros dispositivos y de nuestras prácticas mientras navegamos por la Red es Kaspersky, primera empresa de ciberseguridad del mundo, que lleva años luchando contra el cíber-crimen a nivel institucional, empresarial y también familiar. Los productos de Kaspersky se dirigen tanto a usuarios particulares como a empresas e instituciones públicas, contribuyendo a proteger equipos y contenidos de posibles ciberamenazas.

Hace unos días se celebró una Cena Adivina sobre ‘familia segura en Internet’ de la mano de la creadora de estos encuentros, Silvia Moreno, y Kaspersky. La cena reunió a varias madres de familia –y algún padre, y una hija- para hablar sobre esa famosa palabra: ciberseguridad. Y lo hicieron en el marco de su proyecto Familia Segura, una iniciativa de Kaspersky que trabaja desde 2015 para concienciar a familias sobre los riesgos que puede conllevar el uso imprudente de Internet, para acercar formas sencillas de abordar estos temas en el entorno familiar, y para educar y familiarizarse con algunas de las tecnologías que pueden ayudar a minimizar estos riesgos.

Silvia y el equipo de Kaspersky me invitaron a asistir como experta en familia y tecnología –dícese, madre friqui-. Y creo que este tipo de encuentros son fundamentales, porque no solemos asociar los términos ‘familia’ y ‘ciberseguridad’ más allá de los peligros de Internet para los iKids. Ya es hora de que entendamos que, con tanto aparato conectado a Internet en nuestra casa y fuera de ella, es casi una obligación tomar precauciones.

Durante la cena se habló de todo lo que he dicho hasta aquí. Si queréis echar un vistazo a lo que debatimos, podéis verlo en este enlace que incluye el video de la cena. Entre otras cosas, se explicaron los detalles de dos de los productos de Kaspersky disponibles para familias: Kaspersky Total Security y Kaspersky Safe Kids. Conocía el primero de ellos y, ahora que he probado los dos, os resumo:

Las 10 cosas (por orden) que más me gustan de Kaspersky Total Security
  1. Sirve para los distintos dispositivos de casa: PC, Mac y dispositivos móviles, en función de la licencia que esté utilizando.
  2. Administración de contraseñas. Ya usaba un gestor de contraseñas, pero ahora resulta más práctico aún. Todas se almacenan de forma segura y accedemos desde ordenadores y dispositivos móviles. Y no solo passwords; también los números de tarjetas de crédito y las direcciones se almacenan de forma segura.
  3. La protección es muy amplia. Bloquea acciones sospechosas, evita el phishing y combate el robo de datos o archivos; protege frente a virus, spyware y sitios web peligrosos. Su tecnología Anti-Blocker contribuye a evitar que el ransomware bloquee los datos de los equipos de mi casa y la función anti-banner bloquea anuncios de sitios web y banners (en el PC).
  4. Privacidad: ayuda a evitar el seguimiento de la actividad online en ordenadores, protege mis datos personales y detiene el posible acceso de terceros a mi intimidad vía webcams de los dispositivos.
  5. Pago seguro: cuando compro por Internet o utilizo banca online, puedo añadir niveles adicionales de seguridad.
  6. Protección de fotos y archivos: esto es súper importante en casa. Fotos, archivos de video o música, documentos… Kaspersky Total Security se encarga de crear copias de seguridad y de cifrar los archivos confidenciales de mi familia para que nadie pueda leerlos (en el PC). Si pierdes el móvil o la tablet, te ayuda a proteger todos los datos almacenados en el dispositivo, además de ayudarte a encontrarlo.
  7. Fácil de usar: instalarlo y empezar a utilizarlo no ha sido complicado. Sí, al principio vas despacio y tienes que leer con atención las instrucciones, pero en ningún momento he tenido que recurrir a nadie para que me dijera cómo hacerlo.
  8. Conexión segura. Nos protege a todos mientras navegamos, compramos, consultamos redes sociales o consumimos contenidos por streaming. Además, cuando uno de nosotros se conecta a Internet, aunque sea a través de una conexión Wi-Fi pública, el programa protege nuestros dispositivos contra amenazas si la conexión no es segura. La función de notificaciones de seguridad para redes Wi-Fi evalúa la seguridad de la conexión Wi-Fi que utilizamos desde cualquier ubicación, comprueba si hay vulnerabilidades, avisa de los riesgos y sugiere ajustes para la configuración de seguridad. La función Secure Connection cifra todos los datos que envía y recibe cada miembro de la familia, y ayuda a evitar así que los ciber-delincuentes puedan leer los datos que interceptan.
  9. Nos ayuda a gestionar aplicaciones: instala actualizaciones, limpia los dispositivos de distintos tipos de software que afectan al rendimiento o la seguridad de cada aparato y tiene una función de asistente de instalación que ayuda a bloquear ventanas que traten de instalar software o realizar cambios en los equipos de casa.
  10. Ya no es como antes y, aunque tengas protección instalada, los dispositivos no funcionan lentamente, como mareados. La velocidad de los equipos se mantiene 😉

Mi cuenta MyKaspersky, desde donde gestiono dispositivos y funcionalidades de protección.


Los iKids

Una de las funcionalidades que los anti-virus han ido incorporando durante las últimas épocas es el control parental. Control de navegación, filtros de búsquedas, gestión de tiempos y conexión, geo-localización. Una vez hayas marcado tu punto intermedio entre el híper-control o la ausencia de todo conocimiento de lo que tus ikids hagan online, una vez que hayas encontrado tu nivel de acompañamiento equilibrado, no está de más saber que la propia tecnología puede ayudarte a gestionar el acceso y la autonomía graduales de los niños en su relación con el mundo online.

Kaspersky Total Security tiene su propia funcionalidad Safe Kids. Con ella puedes proteger los dispositivos que utilicen tus hijos, tanto en contenidos como en conexión, descargas o tiempos. Pero además, la compañía rusa tiene una opción se ciberseguridad específica pensando en los iKids: Kaspersky Safe Kids. Con este producto, instalas una app en tu dispositivo y en el que utiliza tu iKid. Utilizando tu cuenta My Kaspersky desde el móvil o desde el ordenador, puedes ajustar acceso a sitios web, actividades, descargas, apps, tiempos… Hay también información de expertos sobre el uso de la tecnología por parte de los menores, cosa que me ha parecido un plus muy interesante.

Pantallazos de Kaspersky Safe Kids en mi móvil para gestionar el móvil de iFirst.

 

Yo soy más de ciberseguridad que de control parental, así que Kaspersky Total Security me resulta especialmente útil, pero lo que más me ha gustado de Kaspersky Safe Kid es que puedes gestionar lo que quieras gestionar de forma muy sencilla. Vamos, que la experiencia de usuario es positiva, fácil y sobre todo eficaz. Si os interesa el tema, que sepáis que en el enlace del resumen de la cena encontraréis un código de descuento para probar los dos productos de Kaspersky por un tiempo limitado.


En fin, tremendo post el de hoy (de largo, digo).

Sé que cuesta encontrar tiempo para aprender, para leer, para instalar, para gestionar… Pero la ciberseguridad de tu familia empieza contigo, en qué medidas de protección elijas para que tu familia sea una familia segura. Piénsalo… Sea cual sea el producto que utilices, piensa en recurrir a recursos fiables y contrastados para mejorar la seguridad de tu casa -y de las personas que viven en ella- en tiempos de Internet.

Besos,

M.


PD1. Gracias a Kaspersky por dejarme probar sus productos. Es una empresa seria y comprometida con servicios de calidad y he aprendido mucho en el proceso de utilizar Total Security y Safe Kid.

PD2. Más información: las redes sociales Kaspersky suelen compartir píldoras de cíber-información muy interesantes –Instagram, Facebook, Twitter, Youtube.

PD3. Cosas que he contado antes por aquí sobre ciberseguridad en familia:

PD4. El video de la Cena Adivina y Kaspersky:

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =

RELACIONADO

Niños y tecnología: 8 formas de entender el ‘control parental’

Niños y tecnología: 8 formas de entender el ‘control parental’

abril 20, 2018

Hablemos con los niños: fotos, nicknames y contraseñas online

Hablemos con los niños: fotos, nicknames y contraseñas online

noviembre 20, 2015

#Contraseñas: 1 herramienta, 2 ideas, 3 palabras, 4 consejos

#Contraseñas: 1 herramienta, 2 ideas, 3 palabras, 4 consejos

mayo 4, 2017