María, 17 de diciembre, 2015

Tus hijos y sus datos en Internet: ¿a los 13 o a los 16? #ePaternidad #GDPR #13to16Privacy

¿A qué edad puede un menor crearse un perfil en redes sociales o acceder a contenidos de Internet para los que deba aportar sus datos personales (nombre, e-mail y varios más)? ¿Qué es lo que está permitido? ¿Cómo se manejan sus datos personales? ¿Debe cambiarse la normativa actual? En general, tu iKid puede estar en Facebook, Instagram, Twitter o Snapchat (o WhatsApp) si tiene más de 13 años; eso es lo que pone en las condiciones de uso de muchas de estas empresas. Pero durante los últimos días, han volado noticias sobre un posible cambio en las condiciones legales para mantenerlo igual o variarlo (y restringir el uso hasta haber cumplido los 16) dentro del marco de la Unión Europea. Como padres, creo que es importante estar informado sobre este tema. No soy abogada ni experta en ciberseguridad, así que voy a tratar de hacer un ejercicio neutral de resumen…

Una muy breve historia de una normativa

Los padres o tutores/guardianes de todo menor de XX años deberán dar su consentimiento (al uso de redes sociales por parte de dicho menor) y dicho consentimiento debería ser verificable”. En las XX de esa frase que se planteaba en uno de los artículos de la General Data Protection Regulation (GDPR) de la Unión Europea (UE) estaba la polémica.

Se trata de la normativa en la que lleva trabajando la Comisión Europea (CE) desde 2012 para unificar la protección de datos con una única ley en la UE. Hasta este momento, la Directiva 95/46/EC de Protección de Datos en la UE no consideraba importantes aspectos como la globalización o los desarrollos tecnológicos asociados a redes sociales o a la nube de datos. Por eso, la CE determinó que hacía falta diseñar y consensuar nuevas reglas para proteger la privacidad y la protección de datos.

Según sus responsables, se trata de garantizar un mercado digital único, de buscar puntos comunes a toda la Unión para garantizar temas como la privacidad de datos, el derecho al olvido en Internet, la seguridad en transferencia de datos tanto para personas como para empresas y, también, la edad mínima para poder acceder a entornos online y específicamente a redes sociales. Este año que termina ha debido de ser muy intenso en Parlamento y Consejo Europeos a la hora de negociar y debatir cada artículo. Y esta misma semana se ha llegado a un acuerdo.

Menores europeos cediendo datos en Internet: ¿a qué edad?

Hasta ahora, los responsables de la nueva ley habían estado de acuerdo en que esa edad mínima en la que alguien puede dar su consentimiento a que se recopilen sus datos personales (y crear perfiles en redes sociales, por ejemplo) es de 13 años. Pero hace relativamente poco se empezó a hablar de una recomendación incluida en la normativa que hacía pensar que se iba a aprobar que la autorización de uso de redes sociales y otras webs que recabaran datos personales por parte de menores no fuera posible antes de los 16 años. La enmienda decía en concreto: “The processing of personal data of a child below the age of 16 years shall only be lawful if and to the extent that such consent is given or authorised by the holder of parental responsibility over the child“. Es decir, que el uso por debajo de 16 sólo podría ser conforme a ley mediante el consentimiento expreso del responsable parental del menor.

Nada más saberse esta posibilidad, empezaron a oírse voces de todo tipo a favor y en contra de ese incremento de edad. Quizá lo más conservador era pensar “mejor protegerles y retrasar que compartan sus datos”, así que los “a favor” consideraban que la medida protege a los menores y evita prácticas dudosas respecto a empresas que sugieren contenidos a partir del uso de datos personales de un menor. Los “en contra”, las grandes tecnológicas, por ejemplo (claro), pero también -y es lo que me ha llamado la atención- entidades de divulgación sobre seguridad en Internet para menores. Ejemplo de esto último, la ICT Coalition for Children Online o la ONG dedicada a la lucha contra el bullying y el acoso The Diana Award. En una carta dirigida a los miembros del Parlamento Europeo titulada daban a entender que “los niños de más de 13 años llevan años accediendo a servicios online; un cambio artificial y repentino en este umbral de edad podría resultar en que muchos de los niños de entre 13 y 15 años mintieran sobre su edad para seguir accediendo al servicio, en lugar de pedir permiso a sus padres. Esto haría que fuera más complicado acceder a servicios en Internet para ofrecer información y apoyo dirigido a estas edades para que puedan aprender sobre seguridad y privacidad en su vida digital”. Su plataforma de recogida de firmas incluía la invitación a utilizar el hastahg #13To16Privacy #KidsPrivacy.

Esta semana, los medios han informado sobre el tema una vez alcanzado un primer acuerdo formal.

  • En España, este mismo martes El País decía que “sobre la edad límite para acceder a plataformas como Instagram o Facebook sin autorización paternal, se ha acordado que se dejará libertad de decisión a los Estados miembros siempre y cuando se fije entre los 13 y los 16 años”. Y añadía ABC que “dentro de los cambios introducidos, no solo las famosas redes sociales sino también una amplia gama de websites —como, por ejemplo, en las que hable de bebidas alcohólicas— requerirían a los visitantes que verificasen su edad antes poder acceder a los contenidos”. El diario  El Mundo también hablaba sobre el tema de la normativa europea pero sin mencionar al uso por parte de menores. Y finalmente, El Periódico, en un artículo firmado por Carmen Jané, menos basado en noticias extranjeras y más en reflexión y opiniones contextualizadas en la realidad (me gusta).
  • En otros países, se hablaba también del tema. En Reino Unido, por ejemplo, se podían leer distintos enfoques en el Daily Mail, en BBC News o en The Guardian.

Uno de los textos que mejor resumen la situación es el publicado en ITWorld.

Entonces, ¿qué?

Finalmente, a los menores de entre 13 y 16 no se les va prohibir entrar en redes sociales ni el acceso a internet, pero parece que cada estado miembro podrá determinar su propio límite entre estas edades, lo que obligaría a establecer autorización parental. Así que seguimos en principio igual, salvo que nuestro país decida (después del 20D por supuesto) subir a 16 el permiso expreso de uso de determinados contenidos online que precisen de datos personales.

Si esto pasa en España, ¿qué significaría? Lo primero que podemos pensar: que algunas grandes tecnológicas y los grandes entornos sociales como Facebook o Instagram, por ejemplo, dejarán de poder acceder como hasta ahora a los usuarios menores de 16 o tendrán que hacerlo añadiendo un campo en el que el nuevo usuario pueda cumplimentar que sí cuenta con el permiso de sus guardianes. Llegados a esa situación, ¿mentirían los adolescentes y seguirían usando el servicio? ¿Darían su consentimiento los padres? ¿Cambiarían sus condiciones las principales redes sociales? Hasta ahora, Facebook, Instagram, Twitter o Snapchat requieren que cada nuevo usuario sea mayor de 13 años, en línea con las leyes de Estados Unidos al respecto.

Como explicaba el artículo de Jané, “la medida afectaría muy especialmente a las redes sociales, como Facebook, Whatsapp o Instagram, y en particular a las que son muy populares entre los menores como Snapchat, Ask, Vine o Youtube, propiedad de Google. En general, el uso que hacen los adolescentes, expuestos a las nuevas tecnologías desde su nacimiento, de las redes sociales es tan intensivo que llega al 97% de la población en su franja de edad, 15 puntos por encima que con los adultos de hasta 55 años, según IAB Spain, la patronal de la publicidad digital“.

Prohibir versus educar

Mis iKids aún no tienen perfiles sociales. Y sinceramente espero que tarden en tenerlos. Pero si no lo van a hacer hasta los 16 porque no pueden, creo que será más difícil influir sobre lo que publiquen, compartan y comenten cuando estén ya terminando la adolescendencia. Veo más sencillo abrir su perfil y explicarle cómo utilizarlo cuando son más pequeños y no cuestionan cada palabra que les digo. ¿No es mejor enseñarles algo (incluido el uso de Internet) cuando están abiertos a aprender? A los 16 se crearán su bio en la red social de turno y no tengo claro dónde ir enseñándoles a hacerlo si antes no han tocado más que un e-mail.

Pero por otra parte, ¿qué pasa realmente con lo que nuestros hijos comparten en sus redes sociales? ¿Cómo y para qué se utilizan sus datos? ¿Cuánto saben ellos (los iKids) al respecto? ¿Y nosotros los iParents?

¿Qué queremos los padres? ¿Educar? ¿Esperar? ¿Enseñar? ¿Prevenir? Evitar?

Aquí os dejo un par de enlaces interesantes en los que leer más al respecto:

Bss,

M.

PD. Si hay errores en el resumen, por favor, iluminadme… 😉

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − cuatro =

RELACIONADO

Niños en un mundo digital: conclusiones informe #UNICEF

Niños en un mundo digital: conclusiones informe #UNICEF

febrero 16, 2018

Pantallas, lectura y niños: leer en tiempos digitales

Pantallas, lectura y niños: leer en tiempos digitales

julio 4, 2017

Tus hijos y lo digital: 3 recursos para saber más sobre seguridad en Internet #ePaternidad

Tus hijos y lo digital: 3 recursos para saber más sobre seguridad en Internet #ePaternidad

febrero 29, 2016