María, 3 de marzo, 2016

Familia móvil y salud: tu smartphone es un termómetro #mHealth #mFamily

Digan lo que digan otros, a mí lo digital me ha cambiado la vida para bien. No es que antes fuera todo horrible; es que ahora me resulta más fácil hacer muchas de las cosas que entran en mi maleta de responsabilidades. Como persona, como profesional y como madre. Que mi opinión sobre la tecnología es positiva es, a estas alturas, una obviedad. Me declaro tecnófila y aprovecho los beneficios de la tecnología en todos los ámbitos, incluido el familiar.

Hace pocos días se ha celebrado en Barcelona el Mobile World Congress, que no es otra cosa que un foro para conocer todo lo que tecnología móvil aporta a nuestras vidas (personales y profesionales). Y muchas, muchas de las cosas que se han presentado tienen mucho, mucho que ver con la vida familiar. Con la organización, con la planificación y con la salud.

Como periodista, me he dedicado casi 20 años a la Comunicación sobre Salud, Medicina, Ciencia, llamémoslo como queramos. Y ya desde hace tiempo el mundo de la eHealth o del mobile Health o mHealth -es decir, cómo lo móvil y tecnológico se aplica al ámbito sanitario-, me interesa especialmente. En términos de salud, lo relativo a la familia se queda más cerca de la realidad de cada día que grandes conceptos como Big Data, Internet de las Cosas o utilización y actualización de nuestros historiales médicos. Hoy el post va de eso, con una prueba de producto que trae la mHealth a casa.

La familia mobile

Muchos dicen que “mobile is everything” y yo añado que la familia también es “mobile”. La vida familiar es mobile (acepción relativa a lo movible, a lo que es susceptible de utilizarse mediante un teléfono móvil y, en definitiva, está relacionado con los tiempos digitales y los cambios que éstos implican). La familia ha integrado lo móvil porque nos comunicamos cada vez más a través de dispositivos y porque nuestros hábitos y costumbres han encontrado en el espacio de la conectividad una nueva forma de desarrollarse: compramos en Internet, leemos en un eBook, buscamos información con el móvil, oímos música en un iPod, vemos contenidos audiovisuales a través de streaming o televisiones “inteligentes”, guardamos las fotos en el ordenador…

En casa, donde somos padres, la tecnología se une al cuidado de nuestro bienestar de formas concretas: con apps que empiezan a usarse cuando estás embarazada, por ejemplo; con aplicaciones que te miden la frecuencia cardiaca o plataformas web que te permiten pedir cita en el Centro de Salud o buscar médico o un servicio sanitario concreto; con recordatorios que te llegan al móvil para que no olvides una cita en el dentista. Hay apps con tablas de ejercicios para que puedas activarte en cualquier sitio; hay cada vez más funcionalidades wearable (que te pones) para monitorizar el impacto de toda actividad física sobre tu salud (pulseras, relojes…).

Fuente: Oblumi

Fuente: Oblumi

Hace un par de semanas se pusieron en contacto conmigo desde Oblumi, una start-up española original de Sevilla. Querían saber si me interesaría probar su dispositivo Oblumi tapp, suponiendo que mi perfil “i-” me predisponía a, al menos, estar interesada. Tenían razón.

Me descargué la app (gratuita), me enviaron el dispositivo externo que se conecta al móvil y aquí estoy, contando qué me ha parecido.

Prueba de producto: Oblumi

Oblumi Tapp es un dispositivo que, conectado al móvil, lo convierte en un termómetro digital de infrarrojos.

  • OblumiTappEl elemento que permite que el móvil se transforme en termómetro es un dispositivo externo, que se une al teléfono a través del jack de entrada de auriculares.  Este dispositivo se compra en la web de Oblumi y tiene un precio de 39,95 euros.
  • El paso básico es descargar la aplicación, que actúa como almacén de información. En la app encuentras tres pantallas de navegación:
    • principal: pantalla de medición correspondiente al último perfil de paciente que hayas utilizado (y que incluye el nombre, sus datos, la última temperatura tomada, las sugerencias de medicación y la opción de fijar una alarma de recordatorio);
    • menú (barras en la parte superior izquierda): con opciones para medir líquidos (algo que también puedes hacer, además de medir la temperatura), realizar ajustes, pedir ayuda, comprar el dispositivo y cerrar sesión.
    • pacientes o perfiles (muñecos en la parte superior derecha): todos los perfiles que hayas creado y posibilidad de crear más.
  • perfilesOblumiAl abrir la aplicación, lo primero que tienes que hacer es crear perfiles de usuarios, asignando a cada uno un nombre (en mi caso apodos) con unos datos básicos (edad, peso). Se mantiene siempre un perfil anónimo, del que no se guardan los datos, por si quieres usarlo para medir la temperatura a cualquier otra persona.
  • A partir de ahí, cada vez que entras a la app llegas a la pantalla principal, que te pide que conectes el dispositivo al móvil y, cuando se detecta o sincroniza, pasas a seleccionar la zona en la que vas a tomar la temperatura (oído o frente). En cualquiera de los dos casos, la app te va guiando sobre cómo hacerlo.
  • Cuando terminas la medición, la app guarda los datos en el perfil que hayas creado previamente (de cada uno e tus iKids, por ejemplo).
  • OblumiAlarmasEn cada perfil encontrarás la sugerencia de medicación -con los principales fármacos indicados para bajar la temperatura en niños- y remitiendo a la información que al respecto ofrece la Agencia Española del Medicamento.
  • Finalmente, puedes también configurar alarmas para no olvidar la toma de un medicamento.

¿Qué más?

  • Puedes optar por compartir la temperatura tomada (con tu pareja, con el pediatra o profesional sanitario que lleve la historia médica del iKid en cuestión o con otra persona que consideres).
  • Es multi-plataforma: además de ser compatible con los sistemas iOS de Apple y con Android, podrás acceder a información más detallada desde cualquier ordenador personal o tablet.
  • Finalmente y aunque esto a mí me llega tarde, con Oblumi tapp puedes medir la temperatura de cualquier líquido (léase, biberones…).
  • En ocasiones, la app tarda un poco en detectar el dispositivo y hacer una primera medición, pero conforme usas la pareja tapp-app, va siendo todo cada vez más fluido. Es lo que llaman user-friendly.
  • OblumiMedicamentosEs especialmente útil con niños pequeños: a mí me ha servido con iLast y iHer, por ejemplo. Pero con iLast, que ya toma medicamentos “de mayores”, las opciones de dosis no son válidas (sólo se incluyen las recomendaciones presentaciones líquidas de los principales fármacos que todos los que somos padres conocemos). También es cierto que llegados al mundo del comprimido, ya se sabe que suele ser uno cada 6 u 8 horas…
  • Usar el tapp unido al móvil y hacer mediciones no consume mucha batería.
  • He comparado la medición que me da Oblumi tapp con la que me ofrece el termómetro digital clásico y coinciden; así que me fío.

Lo mejor

  • MiOblumiLa navegación por la app es muy sencilla y visual.
  • El proceso que te indica la app que sigas para tomar la temperatura es intuitivo y fácil.
  • La posibilidad de compartir una medición temperatura me parece una funcionalidad fantástica si, por ejemplo, estoy en la oficina y mi iKid se ha quedado malo en casa. Si quien está cuidándolo toma su temperatura con el dispositivo, se me notificará automáticamente cuál ha sido el resultado o qué toma de medicamentos se sugiere.
  • Llevar el termómetro en el móvil me parece un avance real.
  • Es un producto de una start-up española -que además ha recibido varios premios-, así que “olé por la Marca España”. En el contexto del MWC, la empresa ha formado parte del programa internacional 4 Years from Now (4YFN), enmarcado en el congreso y dedicado a reunir a los emprendedores más destacados en términos de mHealth con inversores, aceleradores, incubadoras y grandes compañías.

Me gusta Oblumi app porque: es fácil de usar y es rápido, llevo el termómetro en el móvil y me recuerda las dosis de cada antipirético o antiinflamatorio según el iKid.

Hasta aquí mi prueba de producto a modo de crónica mHealth. ¿Usáis vosotros alguna aplicación o web que tenga que ver con salud y os ayude a gestionar a vuestra familia o a vosotros mismos? Me encantaría que me contarais más…

Bss,

M.

PD1. No he percibido pago alguno por escribir este post. No se trata de persuadir a nadie a comprar algo, sino de contar formas en las que se puede usar la tecnología en familia. Aquí tienes más información sobre cómo o sobre qué escribo.

PD2. Si quieres saber más sobre mHealth o salud móvil, hay miles de fuentes. Lo explica muy sencillo este post del blog EspidiDoctor (no reciente pero sí fácil de entender). Algunas de las novedades de las últimas semanas sobre apps para la salud las encuentras resumidas en este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − cuatro =

RELACIONADO

iKids y mundo digital, con Guía Infantil

iKids y mundo digital, con Guía Infantil

mayo 30, 2017

ASK.fm, la red social de moda entre los adolescentes

ASK.fm, la red social de moda entre los adolescentes

mayo 24, 2017

Sobreviviendo al fenómeno YouTube en una casa con niños

Sobreviviendo al fenómeno YouTube en una casa con niños

septiembre 24, 2018