María, 26 de mayo, 2017

Potenciar en los iKids un uso creativo de la tecnología: #TechCheck sobre programación y robótica

Nuestros iKids viven rodeados de tecnología y se dedican fundamental a consumirla. De pequeños, ven videos, juegan con apps (no siempre interactivas) y empiezan a buscar cosas en Internet. Después pasan a comunicarse con sus amigos, escuchan música en streaming, siguen con los videos, siguen buscando online y entran en el mundo de las redes sociales y los mensajes instantáneos. Como muchos de nosotros adultos, los iKids son mayoritariamente usuarios pasivos de lo digital.

Más allá del smartphone y la tablet, de los buscadores, las apps y las redes, ¿saben los iKids qué es un ordenador o cuál es su idioma o qué se puede conseguir con un aparato conectado? ¿Influye saber de programación sobre la capacidad de resolver problemas? ¿Sirve de algo la robótica a la hora de potenciar la creatividad? ¿Se preparan nuestros hijos para saber crear tecnología, entendida como lenguaje, como contenido, como aparato o como solución a retos? ¿Deben aprender a programar?

Fuente: FECYT

Algunos puntos de partida sobre las Ciencias de la Computación, a modo de reflexión, extraídos del informe “Educación en Ciencias de la Computación en España 2015” (Google, Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y Everis):

  • el 82 % de los padres no sabe qué abarca este sector o lo confunde con otros términos.
  • el 32 % de los padres no ve adecuado que sus hijos, en su mayoría en enseñanza primaria, deban tener asignaturas relacionadas con esta ciencia en su currículum académico.
  • lo mismo sucede a un 76 % de los alumnos de entre 12 y 16 años, que no ve esta formación como necesaria.
  • el 87% de los alumnos cuyos padres tienen una buena comprensión de la tecnología está interesado en las ciencias de la computación, reduciéndose el porcentaje a un 58% en el caso de los niños cuyos padres carecen de la misma por no contar con formación o habilidades informáticas básicas.
  • existe una brecha de género en el estudio de las ciencias de la computación: los niños perciben una mayor confianza en sus capacidades para la tecnología.  las niñas, en un mayor porcentaje que los niños, perciben que sus padres piensan que son más capaces de estudiar temas relacionados con Lenguas y Ciencias Sociales (37% en el caso de las niñas y 15% en el caso de los niños).

Y algunos puntos de partida teniendo en cuenta las conclusiones de un estudio internacional realizado por la compañía juguetear Fisher-Price con el fin de obtener una visión general acerca de cómo entienden las familias este mundo de la programación:

  • 1 de cada 2 padres declara no saber suficiente de programación y matemáticas, lo que les impide (o les dificulta) ayudar a sus hijos con dichas materias.
  • un 43% de los padres ha oído hablar a sus hijos de edad preescolar en alguna ocasión sobre programación.
  • los padres se sienten sobrepasados: un 45,9% piensa que la brecha tecnológica les impide mantenerse al día de los conocimientos que sus hijos aprenden en la escuela.
  • un 93% de padres se siente confuso respecto al concepto real de programación.
  • los niños españoles están entre los más avanzados en conocimientos de informática y programación respecto al resto de países participantes.

En fin. Para hablar sobre cómo potenciar en nuestros iKids el interés por aprender sobre estos temas, traemos al blog una nueva #TechCheck -ya sabes, entrevistas a profesionales de distintos campos relacionados con la tecnología- para ponernos al día sobre programación y robótica.

TechCheck sobre iKids, #Programación y #Robótica – charlamos con Remedios Fernández

Remedios es técnico superior en Administración de Sistemas Informáticos y dedicó un par de años de su formación a la Informática de Gestión. Después fue profesora, monitora, webmaster, desarrolladora… Poco a poco empezó a centrarse en la formación y experimentación de tecnologías innovadoras, creativas y educativas para niños (y no tan niños). Organiza talleres de programación y robótica para familias, es autora del blog Mom & Geek y defensora a ultranza del valor del #LearnToCode entre los niños de hoy, ciudadanos digitales del futuro. Mom & Geek ganó la última edición de los Premios Madresfera en la categoría de Tecnología.

((** En cursiva y entre paréntesis, mis aportaciones a lo que Remedios nos cuenta))

Pregunta. Hola, Remedios. ¿Por qué Mom & Geek? 

Respuesta. La idea de ‘Mom and Geek’ surgió hace dos años, justo el día de mi cumpleaños. Estaba buscando en Internet algo de robótica y programación para hacer con Alicia, mi hija, que ya empezaba a interesarse por las cosas que hacía en el ordenador. Me di cuenta de que en Internet había muchas cosas, pero muy dispersas. Y me vino la idea: ¿por qué no hacer un blog para reunir las cosas que iba encontrando, para compartir las experiencias que iba teniendo como madre y entusiasta de la tecnología? Y de ahí también surgió el nombre: madre y tecnóloga, ¡mom and geek!.

P. ¿Qué es programar? ¿Qué es robótica? ¿En qué se diferencian?

R. Son conceptos complejos, pero podemos decir que la robótica es el trabajo con los aparatos, con el hardware, con eso que sí vemos y tocamos. Y la programación es la elaboración de las instrucciones, el software que no vemos ni tocamos y que nos permite «comunicarnos» con las máquinas para que hagan lo que queremos que hagan. No es una definición científica, claro, pero sirve para comenzar con niños y jóvenes. Robótica: coches, motores, sensores… Programación: código, instrucciones, planificación de los movimientos y acciones.

((No todo el hardware es robótica, claro: teclado, ratón, pantalla… son hardware y no son robótica. Más info sobre el concepto de robótica, aquí. Y la definición de Wikipedia para «programación», aquí.))

((En la vida diaria y sin máquinas de por medio: 1) yo baño a mi iKid, con la esponja y el gel y le seco y le pongo el pijama = robótica o manipulación de algo para obtener un resultado final. y 2) yo le explico a mi iKid cómo ir poniendo el gel en la esponja, cómo asearse, cómo cerrar el grifo, coger la toalla, secarse, colocar la toalla en su sitio (fundamental) y ponerse el pijama = programación o intervención indirecta sobre algo para que haga lo que quieres que haga.))

P. ¿Por qué es importante aprender programación? 

R. La programación ayuda a los niños a desarrollar el pensamiento abstracto, crítico y computacional. En definitiva, se trata de potenciar la capacidad de abordar un problema complejo y desmenuzarlo en problemas simples, para poder resolverlo por partes más sencillas, hasta llegar a una solución.

En la parte del pensamiento crítico, niños y jóvenes deben acostumbrarse a abordar un problema planteando varias soluciones posibles, independientemente de que sean más simples o más complejas. El objetivo es llegar a una solución que consideren óptima, saber desarrollarla, y defenderla. En lo que se refiere al pensamiento computacional y abstracto, saber programar les permite aprender a ponerse en la situación de las máquinas. Yo por ejemplo, en medio de una clase, digo: “bueno, chic@s, ahora soy un robot que va a realizar la serie de pasos que habéis programado”. Y ell@s aprenden a pensar, a ir por delante, anticipándose a mis movimientos, planificándolos para luego programarlos.

P. ¿Cómo podrán aplicar los niños ese conocimiento en la vida real?

R. Ese pensamiento crítico y abstracto es fundamental en la vida diaria. No sirve de nada enseñarles hoy la tecnología por sí misma, pues es una herramienta que va ir cambiando. ¿Cuántas veces la hemos visto cambiar nosotros? Hace 20 años era impensable una economía colaborativa, por ejemplo. O la capacidad de cómputo de los ordenadores de hoy en día. Muchos puestos de trabajo se han transformado y otros han desaparecido. Estamos en un punto de enorme singularidad y los cambios tecnológicos ya no van a tardar décadas en surgir; serán constantes y rápidos. Algunos ya los empezamos a vivir: Realidad Aumentada, Realidad Virtual, Inteligencia Artificial… Están apareciendo nuevos puestos de trabajo y nuevas formas de relacionarse, ya no se necesita tener una oficina para trabajar… En definitiva, pienso que debemos enseñarles a buscarse la vida en un mundo que ahora no conocemos, pero que podemos estar seguros de que será distinto al nuestro.

P. ¿Qué herramientas existen para introducir a los niños en este mundo? 

R. Como he dicho antes, en el mundo que les tocará vivir a nuestros hijos, conocer los lenguajes y formas de razonamiento necesarios para manejar y personalizar la tecnología será tan necesario como saber idiomas. Y como en las escuelas este conocimiento aún es marginal, muchos padres queremos que nuestros hijos empiecen a aprender a programar en casa. Pero entonces… ¿qué libros puedo comprar, qué aplicaciones hay, y de ellas, cuál sería la ideal para empezar en este mundo de la programación? Estas preguntas me llegan cada vez mas a menudo, de modo que intentaré responderlas con este post. Primero, hay que dejar algo claro: no tienes que ser un experto en informática ni de programación. Puedes aprender tú mismo con tu hij@. Si tienes tiempo y ganas, ya tienes todo lo necesario para comenzar. Hay muchos recursos para hacerlo…

Libro de Sean McManus

Existen muchos muchos kits y apps para despertar el interés de niños y niñas por este mundo de la tecnología. Pero cada niño es un mundo, así que no hay un kit perfecto para todos. Yo recomiendo siempre tener una primera experiencia con un tutor, ya sea en un taller, con un amigo, viendo un video… Así podemos darnos cuenta de qué es lo que le interesa realmente al niño. Y a partir de ese momento, podemos empezar a buscar una herramienta adecuada a sus intereses, y a su edad. Podemos elegir entre aplicaciones gratis, libros, kits de electrónica, de robótica… Por mi experiencia, creo que antes de comprar o de empezar nada, como padres debemos enseñar a los niños y niñas todas las posibilidades disponibles. Hay niños a los que sólo le gusta programar, a otros sólo les gusta construir y a otros simplemente no les gusta este mundo, pero sí dibujan o hacen figuras de plastilina… Y es vital descubrir lo que a ellos les interesa, para buscar los que les venga bien.

iLast utilizando Scratch

Si nos centramos en programación, con la que podemos potenciar la atención y la lógica en los niños, me gusta especialmente SCRATCH, para empezar a divertirnos en casa. ((Scratch es un lenguaje de programación visual desarrollado por el Media Lab del MIT y permite crear fácilmente animaciones, juegos… Justo en 2017 cumple 10 años y cada día se suben a su web 30.000 nuevos proyectos.))

En cuanto a róbotica, hay muchos kits, desde los más conocidos de LEGO hasta los de ARDUINO. El siguiente paso sería empezar con un kit de robótica con motores y sensores, WeDo o Mbot por ejemplo. ((WeDo es la propuesta de LEGO Education para los más jóvenes; los niños pueden construir modelos con sensores simples y un motor que se conecta a sus ordenadores, y programan comportamientos con una herramienta extremadamente simple, fácil y divertida para iniciarse en la robótica)). Si ya estamos hablando de niños mayores de 8 años, también tenemos el robot educativo Mbot (de la empresa Makeblock) o LEGO Mindstorms Education EV3, entre otros.

P. ¿Es imprescindible apuntarles a clases?

R. Ya hemos visto que muchas cosas se pueden hacer en casa, de hecho he compartido en el blog ideas al respecto. Pero también creo que es muy positivo que vayan a algún tipo de academia o cursos. En mis talleres, por ejemplo, no sólo enseño robótica y programación, sino también a trabajar en equipo, gestionar frustraciones, compartir experiencias… Los ayudo a desarrollar otras habilidades e intento despertar su curiosidad para que luego, en casa, sigan indagando.

((Os sugiero echar un vistazo a sitios como Tech Talents, Kids and ChipsCampus Tecnológico (con campamentos muy interesantes para adolescentes), RobboKids, entre otr@s much@s. Todos trabajan sin descanso para acercar este lado formativo del uso de la tecnología a nuestros niños y, sin duda, a nosotros los padres. Los iKids pueden aprender a crear sus propios videojuegos, imágenes animadas… y adquieren conocimientos que pueden ayudarles en el resto de su aprendizaje y asignaturas escolares.))

P. ¿A partir de qué edad recomiendas iniciar a los niños en este aprendizaje de la “parte de atrás” de la tecnología?

R. Yo trabajo con niños a partir de 4 años y a veces me sorprendo con la capacidad que tienen; son esponjas, arriesgados, no tiene miedo a probar y aprenden rápido de sus errores. Desde el primer día empiezo a enseñar de forma creativa y divertida los primeros conceptos de la programación, la secuencia de instrucciones necesarias para ejecutar una determinada acción o resolver problemas. Y ellos reaccionan sin prejuicios ni temores, no saben manejar la tecnología pero van tocando botones hasta tener una respuesta.

Hay herramientas creativas y de manualidades con las que, sin tener aún una madurez, se pueden empezar a trabajar el pensamiento lógico, la creatividad. En este sentido, recomiendo el libro ‘Hello Ruby’ para comenzar a desarrollar el pensamiento y la lógica de la programación.

P. ¿En qué consisten los HackLabs que organizas?

iHer y su canción

R. Yo vivo en Almería y ‘Hacklab Almería’ es un colectivo de personas a las que nos entusiasma la tecnología; nos reunimos para organizar actividades, entre ellas talleres gratuitos con el fin de enseñar, divertirnos y conocernos, utilizando la tecnología como herramienta, pero también como medio para crear una comunidad. Y dentro de esta comunidad hay dos grupos donde participo y organizo actividades: por una parte, el grupo de ‘Mujeres y Tecnología’, que tiene como objetivo dar visibilidad a la mujer en este campo e intentar incrementar el número de mujeres que se acerquen a la tecnología. ((Os invito a releer un post de hace tiempo en el que compartí un cuento con el que explicar a los iKids cómo empezó la programación, gracias a una chica, Ada Lovelace: «la tecnología no es sólo cosa de chicos«)).

Por otra parte, el grupo ‘Hacklab en Familia’, que tiene como objetivo difundir y acercar la tecnología a padres, madres, tíos, abuelos… y, claro, también a l@s niñ@s. Cuidamos y planificamos mucho nuestras actividades.

Tenemos muy claro que, además de enseñar unos conocimientos, debemos trabajar con los más jóvenes en el fomento de habilidades necesarias para afrontar los retos del futuro. Se trata de introducirles ‘el gusanillo’, enseñarles a pensar, a resolver problemas… Fomentamos la creatividad, les invitamos a curiosear, a preguntarse cómo funcionan las cosas, y por qué. Todo esto también me lo aplico a mi misma, y a todos los de mi alrededor, pues soy la primera que lo disfruta, e intento contagiarles ese entusiasmo.

Te cuento un caso real. Un niño de 10 años vino a la actividad de robótica junto con su hermana de 8. En un momento del taller, comenté que en los mandos de los juguetes había motores y, cuando llegaron a casa, buscaron ellos solos un mando de la Wii que no funcionaba, lo desmontaron, extrajeron el motor y crearon su propio robot. Puedes compartir la experiencia con este video:

P. ¿Por qué animarías a los padres y madres de familia a probar este mundo con sus iKids?

R. Estoy convencida de que debemos preparar a estas generaciones para afrontar retos que a día de hoy ni siquiera se han planteado, ayudarles a plantear soluciones a problemas y desafíos para los que la escuela actual no los está preparando. Estamos viviendo una verdadera revolución tecnológica que marcará todos los aspectos de la vida adulta de los niños; en el ámbito laboral, por ejemplo, ya se habla de la industria 4.0 o cuarta revolución industrial, y para ella se necesitarán habilidades novedosas, que ahora solo podemos intuir. En el ámbito personal, que entiendan el funcionamiento del mundo digital más allá del consumo es fundamental. Sinceramente, además de enseñarles lo que nosotros ya sabemos, tenemos el deber de enseñarles una forma nueva de pensar.

***

Espero que os haya resultado interesante. Gracias a Remedios por dedicarnos su tiempo.

Besos,

M.

PD1. Podéis leer artículos como éste de ABC sobre apps para aprender a programar con una tablet, éste de La Voz de Galicia sobre juguetes que enseñan a programar o éste de Xataka en el que se habla sobre los beneficios de aprender programación a edades tempranas y que es especialmente ilustrativo. Y puedes visitar tiendas como Juguetrónica para ver de primera mano algunos juegos con los que dar alas a los iKids en una relación creativa con la tecnología.

PD2. Más cosas… Apple te enseña a programar apps con Swift, edSurge publica muchas herramientas útiles para enseñar a programar, code.org ofrece a recursos interesantes y tiene cursos de iniciación adaptados para distintos tramos de edad; el proyecto Hour of Code (La Hora del Código) ofrece tutoriales de una hora para que cualquiera pueda organizar un evento en cualquier lugar del mundo en el que niños a partir de cuatro años descubran que pueden programar. El MIT está detrás de Scratch y para iKids algo más mayores (+13), la Universidad de Stanford ha diseñado clases especiales de aproximación a la programación disponibles en YouTube, y tienes también la plataforma Yo Puedo Programar. Finalmente, Google tiene su propio proyecto, Made with Code, en el que presenta a personajes, invita a crear música o a diseñar un avatar. Y hay tanto más…

PD3. Vosotros, padres y madres, estáis más que preparados para acompañar a vuestros iKids en el viaje de una mejor adaptación a la tecnología. No somos tan analógicos como creemos; yes, we can 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =

RELACIONADO

iKids y tecnología: como todas las madres del mundo… hago lo que puedo ;)

iKids y tecnología: como todas las madres del mundo… hago lo que puedo ;)

mayo 30, 2018

Las madres, pieza clave en la educación digital de los niños

Las madres, pieza clave en la educación digital de los niños

febrero 12, 2018

Niños, verano y pantallas: ideas para potenciar 5 habilidades digitales

Niños, verano y pantallas: ideas para potenciar 5 habilidades digitales

junio 19, 2017