María, 23 de noviembre, 2015

Niños, padres, tablets, smartphones: contrato de uso

PolicíaNacional-ContratoparamovilSeguramente alguno de vosotros haya recibido del colegio de sus hijos información sobre cómo la Policía recomienda tener con los iKids un pacto para el buen uso de la red y el móvil. Otros lo habréis visto en redes sociales o lo habréis leído en los medios.

El caso es que el Grupo de Redes Sociales de la Policía Nacional elaboró hace poco una propuesta de contrato para que “los padres de hijos menores de 13 años fijen junto a ellos una serie de normas de buen uso de sus dispositivos”.

Algunos meses antes y como iFirst tenía un iPad que “era sólo suyo”, en casa pusimos en práctica lo del contrato. Uno distinto pero dirigido a lo mismo. Y hoy quiero contaros cómo surgió, de dónde lo sacamos.

La historia de Janell

En 2013, una madre de familia numerosa se convirtió en epicentro de la actualidad de los temas relacionados con la paternidad. Janell Burley Hofmann, formada en comunicación inter-personal, relaciones públicas y estudios de género, tenía ya su corte de seguidores porque colaboraba en el Huffington Post. Y precisamente por lo que publicó en su columna un 28 de diciembre de 2012, pasó al primer plano. Desde entonces, no ha parado. Una mompreneur en toda regla. Hoy, Janell es conferenciante y consultora en temas como tecnología, medios, salud, relaciones y crecimiento personal.

Experta en hablar sobre paternidad en la era de las pantallas, el objetivo y compromiso de Janell es ayudar a las familias a encontrar (y utilizar) las herramientas que permitan poner en práctica lo que ella llama Slow Tech Parenting.  Esto significa que lo inter-personal conviva con lo virtual, que se alcance un equilibrio entre saber utilizar y aprovechar la tecnología y seguir disfrutando de la vida en el cara a cara y en las relaciones familiares.

Éste es mi móvil. Yo lo he comprado y pago su conexión. Te lo presto. ¿No soy estupenda?

El primogénito de Janell , con 13 años, llevaba tiempo pidiendo un smartphone. Sus padres, usuarios ellos mismos de Internet, de redes sociales o dispositivos tecnológicos, adultos de su tiempo, empezaron a hacerse preguntas prácticas: ¿se enganchará a Google? ¿Dejará de salir al jardín a jugar? ¿Tengo que saber yo todas sus contraseñas? ¿Será capaz de no estar pegado al móvil? ¿Se sobre-expondrá y hará cosas que no queremos que haga? Cuando por fin decidieron decir “sí”, Janell y su marido consensuaron acordar con su hijo las condiciones bajo las que ese dispositivo llegaba a sus manos y las reglas que se debían cumplir para que no fuera retirado.

iRules #1 by Janell B Hofmann www.janellburleyhofmann.com

Janell no quería una familia conectada las 24 horas del día. Quería una familia conectada, a secas. Unida. Estaba convencida (personalmente) de todo lo bueno del mundo que nos rodea a través de la tecnología, pero también conocía (malas) experiencias de otros respecto al abuso de la conexión por parte de los adolescentes, esos seres… Así que se sentó frente a su ordenador y escribió un contrato. Una lista de principios sobre tiempos y formas de uso, y sobre relación familiar. Con frases parecidas a éstas:

  • nos darás tu móvil cada tarde y te lo devolveremos por la mañana.
  • si se te rompe o lo pierdes, eres responsable de los costes de la reparación.
  • no mandes mensajes o correos o comentarios que no dirías cara a cara a la persona que los va a recibir.
  • apaga el dispositivo, siléncialo o guárdalo cuando estés con otras personas. No eres maleducado, así que no dejes que tu móvil cambie tu forma de ser.
  • no envíes o compartas fotos de tus “partes privadas” o las de otros. 
  • harás algo que estará mal. Y entonces te quitaré el móvil. Nos sentaremos. Hablaremos. Volveremos a empezar. 
  • espero que estés de acuerdo con estas normas. La mayoría no se aplican sólo a lo que hagas con tu móvil, sino a la vida en general. Estás creciendo muy rápido y mi consejo es que no te compliques demasiado. Confía en tu cabeza y en tu corazón por encima de cualquier máquina.

iRules o iNormas

iRules, por Janell B. Hoffman, 2014

iRules, por Janell B. Hofmann, 2014

Cuando el contrato se convirtió en tema de conversación de muchos y objeto de interés para medios de comunicación, Janell dio un segundo paso y escribió el libro ‘iRules: What Every Tech-Healthy Family Needs to Know About Selfies, Sexting, Gaming and Growing Up, publicado en 2014 por Rodale, Inc. Algo así como “lo que toda familia que busca un uso saludable de la tecnología debe saber sobre selfies, sexting, juegos y crecer/educar”.

El libro de las iNormas es un manual fácil de leer, entretenido, práctico y realista sobre el día a día de una familia en la que los padres usan la tecnología y los hijos quieren usar la tecnología. Se ofrecen conceptos y prácticas adaptados a partir del contrato original y según Janell, “las reglas de uso y convivencia deben ir en función de la filosofía y los valores de cada familia, de acuerdo a as creencias y necesidades de cada uno. En ultima instancia, es un documento de acuerdo sobre el uso de un dispositivo tecnológico que debe asumir la misma orientación educativa que cada padre aplique ya en su casa en relación con otros aspectos de la enseñanza a los hijos”.

Quizá lo que más me gusta o con lo que más me identifico de esta filosofía, este libro y estos contratos, es con el hecho de que Janell:

  • asume su propia imperfección: ella misma tiene que auto-controlarse en el uso de la tecnología. Ella misma hace el viaje de seguir disfrutando de la vida mientras convive con los tiempos online.
  • cree en las ventajas de la tecnología de cara a sus hijos: es adalid de la creatividad, de las posibilidades de crecimiento y aprendizaje que la conectividad con la que vivimos pone a nuestro alcance.
  • habla abiertamente con sus hijos (en función de la edad porque con cinco iKids tiene de todas las mini-generaciones) sobre lo que pueden encontrarse al navegar y lo que deben pensar mientras lo hacen.
  • es consciente de la importancia de incorporar la educación digital a la educación a secas, aunque eso no signifique un éxito seguro. Los iKids tendrán problemas. Online y offline. Y ella (y su marido Adam) sólo pueden intentar ser las personas a las que acudan sus hijos cuando eso pase.

Cita de Janell B. Hofmann. Fuente: www.janellburleyhofmann.com

Los capítulos del libro retratan su utilidad y universalidad. Respeto como concepto para tomar conciencia de la situación, actuar y marcar las normas. Responsabilidad como elemento de diálogo para enseñarles a comportarse, aprender y ser conscientes de los límites de algunos de los temas más controvertidos (sexting, fotos “delicadas”). Vivir la vida como lema: estar presentes en su día a día, no siempre enganchados a una máquina; sacar lo mejor de la tecnología; asumir los errores y saber que a quien pueden recurrir es a los padres.

Contrato en español para que lo utilices con tu iKid

Después de todo esto… ¿Para qué este post? Para invitaros a probar el contrato. Después de ponerme en contacto con Janell para solicitar su permiso, he traducido el modelo básico y he elaborado varias versiones propias -a partir de la versión original- específicas para sentar las bases del uso del primer smartphone o la primera tablet.

Vosotros como padres decidís qué y cuándo, cómo, para qué. Sois los encargados de acompañar a los iKids en el buen uso de la tecnología. Y estos contratos son especialmente útiles porque:

  • los iKids los entienden fácilmente.
  • las normas son claras.
  • abren camino a la conversación, al diálogo en familia sobre cómo ser un ciudadano responsable, en lo digital y en lo real.

Tenéis todos los contratos en español en la pestaña del blog que se llama “La e-Paternidad“, concretamente en la sección eContrato / iRules. De todas formas, os resumo aquí lo que vais a encontrar:

  1. Contrato básico en español (traducción libre pero respetando la base del original).
  2. Contrato específico para iKid que recibe su primera tablet, cona un uso limitado en cuanto a comunicación con el exterior. Incluye reglas en relación con descargas, tiempo de pantalla y su primera vía de comunicación con el mundo vía e-mail (elaboración propia a partir de contrato básico original de Janell).
  3. Acuerdo de normas para iKid que recibe su primer smartphone. Incluye reglas sobre tiempo de conexión, permisos, contraseñas, fotos, mensajes, búsquedas en Internet y primer contacto con redes sociales (elaboración propia a partir de contrato básico original de Janell).
  4. El contrato básico de Janell en inglés.

Las tres versiones en español incluyen un apartado al principio y al final del contrato que es personalizable. Es decir, te ofrecen una opción de cómo encabezar y cerrar el contrato. Puedes usarlo tal cual o cambiarlo. El resto, si lo mantienes como está, es muy útil. iFirst lo entiende fantásticamente bien (aunque meta la pata a veces). Aun así, si quieres editar o cambiar cosas en función de la edad, del dispositivo en cuestión y sobre todo de tu propia filosofía, hazlo. De hecho, mi tono a la hora de traducir y mis frases añadidas a los contratos tienen que ver con mi forma de entender la tecnología, mi conocimiento sobre la forma de ser de mis hij@s y las conversaciones o tipo de convivencia que tenemos en casa. Son la base del futuro contrato para iHer sobre un potencial iPad propio (cuando tenga 9 años) y son el futuro contrato para iFirst sobre un potencial smartphone propio (espero que no pase antes de los 13).

En definitiva, se trata de que encontremos recursos para sentirnos un poco más conectados con estos niños que empiezan a navegar por el mundo digital.

Espero que os resulte útil.

Bss,

M

PD. Si quieres saber más sobre Janell, su libro, su filosofía, su manifiesto por una familia Slow Tech, tienes mucha información y consejos en la web iRules. Aquí te dejo el video de la TEDx Talk que dio en 2013, esperando que te guste tanto como a mí.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 6 =

RELACIONADO

9 elementos de disrupción digital entre familia y colegio

9 elementos de disrupción digital entre familia y colegio

enero 27, 2016

Adolescentes y tecnología: una visión en positivo

Adolescentes y tecnología: una visión en positivo

marzo 15, 2018

La tecnología no es sólo cosa de chicos: Ada Lovelace #CuentosTech #ePaternidad

La tecnología no es sólo cosa de chicos: Ada Lovelace #CuentosTech #ePaternidad

marzo 4, 2016