María, 28 de septiembre, 2015

La campaña #LetGo es muy iWomanish

Doble post hoy lunes porque cuando una encuentra un tesoro, lo tiene que compartir.

Si ya todos los días veo que no llego a todo y busco formas no de llegar a todo sino de hacer que llegar sea un camino menos doloroso, hoy me encuentro con algo inspirador que me recuerda que tengo que seguir intentando no llegar a todo. Para poder mirar atrás, cuando las canas no sean 6 sino 600 ó 6.000, con la conciencia tranquila.

Veréis: siguiendo a mi amiga Aurora en Twitter me he encontrado con su recomendación de leer un artículo de Marketing Directo titulado «¿Presionan demasiado los medios y la publicidad a la mujer para que sea una superwoman?«. Mi respuesta, claro, es sí.

Presionan los medios y la publicidad, la sociedad en general. Y nosotras. Nosotras que nos formamos para aspirar a todo, porque «tenemos derecho a todo». No quiero entrar a hablar sobre igualdad, pero este artículo en cuestión que motiva mi post es puro espíritu iWomanish.

Lo de la ‘Fem Com‘ que describen en esta noticia, la «comunicación femenina», engloba como fenómeno a todo aquello que estimule el empoderamiento de la mujer. Tú puedes con todo. Hazlo todo, porque puedes con todo. No te limites, no te censures. Ambiciona, crece, logra. Supérate. Ha habido en los últimos tiempos muchas campañas marketinianas centradas en destacar ese puntito masoca de superación que parecemos tener todas. Se nos anima a ser fuertes y a transmitir a nuestras hijas que lo sean también.

Me niego. Me niego a seguir fortaleciéndome y me niego más aún a decirle a iHer que se fortalezca ella. Una cosa es enseñar a mi hija a decirse cada mañana delante del espejo que ella es la mejor. Otra cosa es alentarla en el pensar que ella podrá siempre con todo. Porque no podrá. Yo no puedo. Tú tampoco.

La ‘Fem Com’ sería la peor amiga de la iWomanish. No la enemiga, porque no son contrarias. La peor amiga (éste es un concepto que los hombres no entienden; se es amigo o no, según ellos, pero nosotras sabemos que puedes tener una peor amiga, que es tu amiga pero te desquicia).

Y no es que la iWomanish sea una pringada sin ganas de hacer nada. No es que sea una derrotada y una simple. Todo lo contrario. Una iWomanish es una tía que está dispuesta a intentarlo todo, todos los días, pero que sabe que va a caer y que tiene que tejer sus redes para no pegarse la leche sin haberlo pensado (que no previsto). Una iWomanish es la que sabe que tiene que intentarlo y que probablemente lo consiga, pero que también sabe que no podrá tener éxito en todo a cada minuto. Es la perfección de la imperfección.

Se afirma en el texto que «la gran ironía de campañas ‘fem-com’ es que la presión de ser una superwoman que todo lo conquista y consigue, en realidad las limita: el 62% de las mujeres considera que su falta de tiempo para sí misma es lo que las detiene en la vida. La ‘fem-com’ está retratando un ideal que es difícil alcanzar, con la presión de que hagan más, den más, y sean más. No es saludable«. Olé…

El artículo de Marketing Directo recoge los detalles de la campaña que la agencia creativa Southpaw ha creado para Sanctuary, un centro spa londinense. El objetivo, crear un movimiento que «profundice en la presión que siente la mujer, inspirándola después a buscar el equilibro en su vida y a aprender que el éxito y el bienestar van de la mano. Conseguir que la mujer sienta que tiene permiso para ponerse a sí misma en primer lugar. La campaña #LetGo se basa en cambiar la forma en que la mujer moderna vive«.

Tela. Suena complicado. Pero muy, muy tentador. Se alinea bastante con el espíritu iWomanish del no llegar a todo, no verlo todo en tonos rosas y dorados, no esperar a que otros solucionen tus problemas sin antes haber intentado tú solucionarlos, pero con la calma. «How can you help others if you can’t help yourself«, dicen.

RELAX, BREATHE and LET GO es el lema de la campaña.

FIND YOUR SANCTUARY.

Os lo recomiendo, aunque sigo en mis trece: mi propio santuario, que tiene mucho que ver con mi familia y mi descendencia, lo tengo en mí misma.

Así que ved el vídeo de la campaña, porque es que o te levantas, aplaudes, pones muy alto el «Don’t stop me now» de Queen y saltas encima del sofá o echas una lagrimilla y te pones emocional. Las dos cosas funcionan y son igualmente válidas. En el video, mujeres mayores se plantean qué harían si éste fuera «su tiempo». Y no harían, por ejemplo, una lista de To-Do’s, sino una lista de To-Not-Do’s.

Tenéis también una versión subtitulada, por si las moscas.

Estas mujeres no se quejarían de tener que madrugar, sino que harían más largo el beso de buenas noches a los niños. Vamos, echarían por tierra mi anterior post de planteamiento inútil de lamento existencial.

Estas cosas me bajan a la tierra de forma brutal. Pero también entiendo que no deja de ser una campaña publicitaria. En definitiva, I LIKE IT.

Let Go. Shake it off. Keep going.

Me quito el sombrero.

Bss,

M

#LetGo

 

Autor: María

Publicado: 28 de septiembre, 2015

Categorías: iWomanish, Mothernity

Etiquetas: Mothernity

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − dieciseis =

RELACIONADO

Lo que compartimos en Internet sobre nuestros iKids

Lo que compartimos en Internet sobre nuestros iKids

julio 24, 2018

Educar, enseñar y aprender: el mundo está cambiando  #EnlightED

Educar, enseñar y aprender: el mundo está cambiando #EnlightED

septiembre 27, 2018