María, 4 de enero, 2019

4 propósitos sobre familia y tecnología para 2019

Año nuevo, propósitos renovados. Queridos padres de la era digital, hoy os invito a llevar a casa cuatro propósitos con los que construir la mejor relación posible entre nuestras familias y la tecnología. Porque nuestros hijos van a tener una vida digital sí o sí. Cuanto antes lo asumamos, cuanto antes “normalicemos” la tecnología y cuanto antes la incorporemos al resto de la educación que damos a nuestros iKids, mejor.

No se trata de dejarles hacer de todo, en cualquier momento o de cualquier manera. No se trata tampoco de retrasar la vida conectada hasta la edad adulta o de prohibir o de instalar decenas de controles parentales para así despreocuparse de los peligros.

Se trata de acompañarles y de inculcar valores. Se trata de abrir espacios de diálogo para que esa parte de su vida (streaming, descargas, videojuegos, redes sociales, apps, mensajes, bios, handles, IDs, gagdets, wearables…) también puedan contarla, compartirla, explicarla en casa.

Las preguntas que con más frecuencia nos hacemos los padres tienen que ver con TIEMPO DE PANTALLA, con CONTENIDOS INADECUADOS, con USO EXCESIVO, con PROBLEMAS SOCIALES derivados de la tecnología.

DoTheWalkPero en realidad, la pregunta que tenemos que hacernos los padres tiene que ver con qué dinámicas familiares utilizar para potenciar un buen uso de las pantallas. Igual que buscamos la mejor forma de conseguir que coman sano, hagan deporte, respeten a sus mayores, recojan sus cuartos o se responsabilicen de sus tareas. Los niños perfectos no existen. Los padres perfectos tampoco. Así que de lo que se trata es de “empezar a intentar”. De ponerse el calzado adecuado para el camino.

Nada mejor que empezar pronto a hablar de lo bueno y malo de la tecnología (no cuando el niño estrene móvil o red social en la adolescencia).

Nada mejor que dar ejemplo (no negándose a la tecnología ni convirtiéndola en el centro de la vida).

Nada mejor que educar a los iKids con lo digital en mente, para que esos valores que quieres que desarrollen y asuman abarquen también el espectro de lo tecnológico, en términos de responsabilidad, equilibrio o seguridad.

Y sí, las familias pueden mantener una relación positiva con la tecnología sin dejar que ésta domine el día a día. No vamos a evitar todos los problemas, pero sí podremos sentar las bases de una convivencia saludable con la tecnología, creando nuestra propia “familia conectada”.

Así que estos son cuatro propósitos para padres ‘conectados’ en 2018: 

1.- Fomentar unos hábitos positivos de vida conectada

Creando normas propias para tu familia, adaptando lo digital a tus valores, dando el mejor ejemplo posible, entendiendo las consecuencias y los límites. El uso de las pantallas puede aprovecharse para inculcar equilibrio, moderación, auto-control, respeto por uno mismo y los demás, conciencia de la atención y del tiempo útil…

2.- Inculcar una vida digital útil y creativa

Con aprendizaje sobre maneras positivas de participar de la Red, con la conciencia de que detrás de cualquier pantalla hay una persona, con la certeza de que compartir y crear es bueno pero también de que hay límites para todo y de que la nada garantiza la seguridad absoluta.

3.- Crear espacios de conversación en relación con el mundo online

Con diálogo y con predisposición a aprender (tú también) acerca del mundo digital, sabiendo que después de equivocarse viene aprender de los errores, aprendiendo a explicar qué nos gusta (o no) y por qué, entendiendo cómo funciona el ciber-mundo y qué papel tenemos cada uno en la convivencia digital de todos.

4.- Compartir momentos de vida tecnológica en familia

Si no tememos a la tecnología, si la asumimos como parte de nuestra vida actual, podremos disfrutar de ella desde lo positivo y con equilibrio. Igual que compartimos momentos analógicos, vivir experiencias que nos hagan disfrutar de la tecnología en familia ayudará a que los iKids entiendan las pantallas como una parcela más -no la única-, como un elemento de convivencia -no de aislamiento- y como una continuación de la identidad -no una sustitución-.


Si tus iKids no pasan de los 13, estás más que a tiempo. Si son más mayores, los propósitos 1 y 3 se harán cuesta arriba -porque la adolescencia manda y los iKids están programados para no escucharte o no contarte tanto-, pero los  propósitos 2 y 4 siguen siendo posibles -porque la paternidad manda y tú estás programado para seguir intentándolo-.

Familia y tecnología sí pueden convivir de forma saludable.

Besos y feliz 2019,

M.

PD. No dejéis de leer este interesante artículo de El País con varios ‘tecnopropósitos’ para el año nuevo, que no tienen que ver con familia y tecnología pero sí con personas y tecnología.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =

RELACIONADO

Pantallas, control parental, familia y tecnología: evento con MalasMadres y Netflix

Pantallas, control parental, familia y tecnología: evento con MalasMadres y Netflix

abril 5, 2018

Una poesía para niños sobre #SeguridadEnInternet

Una poesía para niños sobre #SeguridadEnInternet

abril 6, 2016

Sobre cuchillos, Internet y educación #ePaternidad

Sobre cuchillos, Internet y educación #ePaternidad

noviembre 10, 2015