María, 5 de enero, 2021

4 propósitos para 2021 sobre familia y tecnología

Año nuevo, propósitos renovados. Queridos padres (y madres, obviamente) de la era digital, os animo a llevar a casa cuatro propósitos con los que construir la mejor relación posible entre nuestras familias y la tecnología. Porque, tengan la edad que tengan ahora, nuestros hijos van a tener en algún momento una vida digital. Cuanto antes lo asumamos, cuanto antes «normalicemos» la tecnología y cuanto antes la incorporemos al resto de la educación que damos a nuestros iKids, mejor.

Los propósitos no tienen que ver con protegerles de los peligros de Internet ni con contar los segundos del tiempo de pantalla, ni con prohibir o dejar hacer, ni con aprender sobre informática ni con confiar en que son nativos digitales, ni con retrasar hasta los 18 años su contacto con una pantalla. Porque no se trata de dejarles hacer de todo, en cualquier momento o de cualquier manera. No se trata tampoco de prohibir las pantallas ni de instalar decenas de controles parentales para así despreocuparse de los riesgos. Se trata de hacer con la tecnología lo mismo que hacemos o deberíamos hacer con lo demás.Estos propósitos no tienen que ver con los iKids.

Los propósitos tienen que ver con vosotros, con nosotros, conmigo y contigo. Los que educamos.

Se trata de asumir quiénes somos como ‘progenitores digitales’, qué ven en nosotros en cuanto al uso de la tecnología, pensar en cómo abordamos el tema tecnológico cuando sale (desde el resquemor, desde el pasotismo, desde la naturalidad, desde la convicción…). Se trata de acompañarles y de inculcar valores. Se trata de tomar decisiones informadas y de abrir espacios de diálogo para que esa parte de la vida (streaming, descargas, videojuegos, redes sociales, apps, mensajes, IA, tablets, bios, handles, IDs, gagdets, wearables…) también puedan ‘respirarla’, contarla, preguntarla, compartirla, explicarla en casa.

Las dudas que con más frecuencia tenemos en cuanto a los iKids y la tecnología tienen que ver con TIEMPO DE PANTALLA, con CONTENIDOS INADECUADOS, con USO EXCESIVO, con PROBLEMAS PERSONALES y SOCIALES derivados de la tecnología. Pero en realidad, la pregunta que tenemos que hacernos madres y padres tiene que ver con qué dinámicas familiares utilizamos o deberíamos utilizar para potenciar un buen uso de las pantallas. Igual que buscamos la mejor forma de conseguir que coman sano, hagan deporte, respeten a sus mayores, recojan sus cuartos o se responsabilicen de sus tareas. Los niños perfectos no existen. Los padres perfectos tampoco. Así que de lo que se trata es de «intentar». De ponerse el calzado adecuado para el camino.

Así que estos son cuatro propósitos para padres ‘conectados’ en 2021: 

1.- Fomentar unos hábitos positivos de vida conectada

Creando normas propias para tu familia, adaptando lo digital a tus valores, dando el mejor ejemplo posible, buscando alternativas de tiempo digital que no sea solo pasivo, entendiendo las consecuencias y los límites. El uso de las pantallas puede aprovecharse para inculcar equilibrio, moderación, auto-control, respeto por uno mismo y los demás, conciencia de la atención y del tiempo útil.

2.- Inculcar una vida digital útil y creativa

Con aprendizaje sobre maneras positivas de participar de la Red, con la conciencia de que detrás de cualquier pantalla hay una persona, con la certeza de que compartir y crear es bueno pero también de que hay límites para todo y de que nada garantiza la seguridad absoluta, por lo que nuestra responsabilidad como usuarios es fundamental.

3.- Crear espacios de conversación en relación con el mundo online

Con diálogo y conversación reales (escucharles y no solo hablar nosotros) y con predisposición a aprender -tú también- acerca del mundo digital, sabiendo que después de equivocarse viene aprender de los errores, acostumbrándonos a explicar qué nos gusta (o no) y por qué, entendiendo cómo funciona el ciber-mundo y qué papel tenemos cada uno en la convivencia digital de todos.

4.- Compartir momentos de vida tecnológica en familia

Si no tememos a la tecnología, si la asumimos como parte de nuestra vida actual, podremos disfrutar de ella desde lo positivo y con equilibrio. Igual que compartimos momentos analógicos, vivir experiencias que nos hagan disfrutar de la tecnología en familia ayudará a que los iKids entiendan las pantallas como una parcela más -no la única-, como un elemento de convivencia -no de aislamiento- y como una continuación de la identidad -no una sustitución-.

Si tus iKids no pasan de los 13, estás más que a tiempo. Si son más mayores, los propósitos 1 y 3 se harán cuesta arriba -porque la adolescencia manda y los iKids están programados para no escucharte o no contarte tanto-, pero los  propósitos 2 y 4 siguen siendo posibles -porque la paternidad manda y tú estás programado para seguir intentándolo-.

Familia y tecnología sí pueden convivir de forma saludable.


En fin, feliz 2021. Parece que será otro año en el que tendremos que recurrir mucho a las pantallas. Hagámoslo con cabeza 😉

Ni los iKids son nativos digitales y saben tomar siempre buenas decisiones con pantallas… ni la tecnología por sí misma va a hacer que tus hijos sean infelices, tontos o malas personas.

Besos,

M.

PD. Y si la Navidad ha traído tecnología a tus iKids… te propongo leer:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RELACIONADO

Reto #SlowTech: auto-control parental del uso de la tecnología

Reto #SlowTech: auto-control parental del uso de la tecnología

febrero 1, 2016

Lo que compartimos en Internet sobre nuestros iKids

Lo que compartimos en Internet sobre nuestros iKids

julio 24, 2018

10 frases no tecnológicas para la educación digital de #MenoresEnInternet

10 frases no tecnológicas para la educación digital de #MenoresEnInternet

marzo 7, 2016