María, 23 de diciembre, 2015

Sobre tiempo de pantalla y series infantiles #ePaternidad

Probablemente ya sabéis qué es Clan TV: un canal de televisión enmarcado en el grupo de RTVE que ofrece contenidos audiovisuales para niños. Dentro de su parrilla, podéis encontrar una serie, La Gata Lupe.

GataLupeLa serie, creada en Reino Unido, está dirigida a niños de entre 2 y 6 años y se inspira en los libros de la escritora infantil Lara Jones, que han sido traducidos a más de 20 idiomas y que suman en todo el mundo más de 2 millones de ejemplares vendidos. El salto a la tele de los cuentos fue obra de la productora internacional Coolabi, especializada en contenidos infantiles y familiares. En España, su retransmisión arrancó hace casi un año en Clan y, según sus responsables, “la serie busca reforzar en los más pequeños el gusto por inventar historias llenas de creatividad, animarles a crear juegos divertidos y descubrir la importancia de la amistad”.

Además de la serie en televisión, la Gata y su dueña cuentan con web propia, que propone juegos y actividades interactivas, recetas, manualidades, capítulos en inglés y en español… Con el site se cierra el círculo de los contenidos que actualmente se sirven a los niños: entornos interactivos web, contenidos audiovisuales, material de lectura (y merchandising, claro).

Madres blogueras con hijos (frecuentemente) conectados

Hace menos de una semana tuve la suerte de acudir a un encuentro de madres blogueras en el que los responsables de la serie en España querían compartir las (muchas) expectativas de futuro de la serie: “Lupe y sus amigos vuelven a Clan TV, de lunes a viernes, un poco antes de las 9 de la mañana y con dos episodios de la segunda temporada cada día”.

Al desayuno con la Gata Lupe (sí, ella estaba) acudí con iLast y con iHer –que están ya en el límite de edad para ver la serie-, porque son seguidores de la felina en cuestión y porque no iba a ir sola a tamaño evento. Es cierto que ellos ganaron mucho (se hicieron fotos con Lupe, escribieron OTRA carta a los Reyes Magos, volvieron a casa con un dominó y un cuento y se inflaron a cookies), pero la que más se benefició del evento fui yo.

  • Conocí a varias madres blogueras y pude aprender de su experiencia, incluso de su éxito. Allí estaban Martina de No sin mis hijos, Joha de Mimitos de Mamá, María de Bizcocho de Chocolate, Cristina de Calm Maternity, Ana de AnnJurado o Tatiana de Treintamásdiez. Madres como yo, que seguro no siempre entienden la vida o la maternidad como yo, pero que comparten conmigo la necesidad de contarle al mundo sus cosas… Ellas llevan mucho tiempo más que yo opinando por la red y fue un placer conocerlas.
  • Tuve la oportunidad de hablar sobre #ePaternidad y seguir contando qué quiero conseguir: que los padres seamos conscientes de nuestro papel a la hora de educar a los iKids en un buen uso de tecnología, dispositivos y conexión digital (llamemos a esto “ensayo de discurso”). Salí del desayuno con varias ideas sobre cómo implicar a las madres blogueras en la reflexión conjunta sobre el tema. Veremos si 2016 me trae la energía necesaria para poner en marcha tanta inspiración.
  • Volví a comprobar que queda esperanza en el mundo de la televisión para niños. No es que hubiera perdido esa confianza, pero de vez en cuanto te pueden las series de mala calidad y entonces decides prohibir a los niños que vean “lo que ponen en la tele” y optas por la “televisión a demanda”, es decir, eliges tú los contenidos que quieres que vean. Pero que Clan apueste por mantener o impulsar series que fomentan la capacidad de superación, la imaginación, la creatividad y el trabajo en equipo es síntoma de que 2016 puede ser un buen año para una parte del consumo de tiempo de pantalla que hagan los niños.

Tiempo de pantalla

«Tiempo de pantalla» incluye consumo de videos o contenidos en televisión, en eBooks o en tablets, pero también en ordenadores y móviles. Y nuestros hijos pasan horas delante de las distintas pantallas. Pero no es esa tecnología lo que les perjudica. Ni lo que ven. Es lo que nosotros les dejemos hacer, lo que les dejemos ver y el tiempo que les permitamos hacerlo lo que les daña más o menos. Los padres decidimos el «tiempo de pantalla».

Que sí, que no podemos aparcar a los iKids delante de la tele o de una Tablet. No debemos permitir que las pantallas sean las niñeras del siglo XXI. De hecho, los expertos más beligerantes nos advierten sobre los millones de efectos perjudiciales para la salud que tanto contenido audiovisual y tanta luz nociva tienen estas cosas. Mientras MedlinePlus, por ejemplo, cuenta esto, yo me quedo con lo que propone Common Media.

En el equipo de iWomanish (je, je, yo) no estamos del todo de acuerdo con esta prohibición total. Porque una de esas pantallas no va a freír el cerebro infantil. Será el tiempo de visionado o el contenido visto lo que fría el cerebro, ¿no?

Cuando yo era pequeña había un canal de televisión que, sólo de vez en cuando, después del telediario, ponía dibujos. Había cero riesgo de superar las actuales cotas de tiempo de pantalla permitido. Hace 11 años, cuando nació iFirst , había ya canales para niños y fluían por los escaparates los DVDs que prometían estimular sus preciosas cabezas. Reinaba en mi casa Baby Einstein para luego dar paso a Little Einsteins, Caillou, Pocoyó… Porque sí, en mi casa siempre se ha visto la televisión…

En ocasiones, mis hijos ven videos y series

  • En viajes largos, películas: que yo instalo en la Tablet en cuestión.
  • En casa, dibujos animados: a veces mientras desayunamos (juntos) – ya oigo las críticas… y a veces en fin de semana, después de comer.
  • En casa, videos de YouTube, por la noche: que yo elijo.
  • No en mi iPhone. Y no en Tablets propias suyas, porque no las tienen (aunque en la Tablet familiar está la app de Clan, por ejemplo, que te permite que, llegado el caso, vean sólo contenidos “limpios”).

La realidad es que cada vez es más frecuente ver a niños pegados a un DVD portátil o una Tablet, viendo videos de todo tipo. No me gusta, pero está ahí. Entiendo perfectamente que hay un momento para todo y que no es educativo callarles o más bien anestesiarles con estos videos, especialmente en la mesa y especialmente sin razón real para hacerlo. Pero los niños ven la televisión y hoy en día lo hacen cada vez más a través de dispositivos móviles. Así que tampoco podemos cerrar los ojos a la realidad. Podemos prohibir y punto. O decidir qué ven o qué deben ver; no convertir ver un video en un premio; elegir los contenidos y los momentos.

No soy psicopedagoga así que no sé si antes de una determinada edad es traumático ponerles delante de la pantalla. No sé si es mejor/peor ver videos o tele en el desayuno o antes de dormir (en términos fisiológicos y saludables). No sé si existe un tiempo máximo de visionado de contenidos en pantalla antes de que el cerebro infantil de auto-destruya. Pero sí sé que hay un tiempo para todo y, afortunadamente, contenidos adaptados a las esponjas que son nuestros hijos. Un ejemplo es Lupe, su serie y sus cuentos. Una historia neutra de la que pueden aprender.

Y eres tú, madre-padre, quien decide cómo, cuándo y dónde lo ve.

Bss,

M.

PD1. En mi casa, la Gata Lupe se graba por la mañana y se ve en fin de semana, en la tele. Dos capítulos seguidos. Y el libro que me traje del desayuno está siendo un éxito. Lo mismo, gracias a una serie de televisión, resulta que fomento la lectura…

PD2. Sí, he escrito este post porque fui al desayuno de blogueras organizado por la Gata Lupe, pero ni me han obligado a hacerlo ni me han pagado por hacerlo. He relacionado el desayuno con mi temática y así he propuesto una reflexión sobre “tiempo de pantalla”, tema de actualidad donde los haya.

PD3. Mi amiga LC me enviaba justo hoy este artículo: investigación publicada en Archives of Disease in Childhood ha mostrado que los niños de dos años son capaces de usar, deslizar el dedo por la pantalla, desbloquear y buscar activamente características en los teléfonos y tabletas inteligentes. Nada que no sepamos. Pero ojo, el enemigo no es la pantalla, sino lo que los padres decidamos (dejar) hacer con ella.

Una respuesta a “Sobre tiempo de pantalla y series infantiles #ePaternidad”

  1. Tatiana dice:

    Encantada de conocerte y de cómo bien dices, compartir nuestras cosas. Un post muy interesante, Gracias por la mención.
    treintamasdiez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + doce =

RELACIONADO

Las madres, pieza clave en la educación digital de los niños

Las madres, pieza clave en la educación digital de los niños

febrero 12, 2018

Pantallas, lectura y niños: leer en tiempos digitales

Pantallas, lectura y niños: leer en tiempos digitales

julio 4, 2017

6 reflexiones sobre redes sociales y salud de los jóvenes #StatusOfMind

6 reflexiones sobre redes sociales y salud de los jóvenes #StatusOfMind

mayo 21, 2017