María, 28 de septiembre, 2016

6 buenas noticias para padres en tiempos de Internet

El universo de bibliografía sobre cómo hacer que familia y tecnología convivan es escaso pero creciente. Es decir, hay pocos pero cada vez más libros que ayudan a encontrar pautas con las que educar a nuestros hijos en un uso responsable de lo digital. De todos ellos, un 0,02% parte de un planteamiento positivo (el porcentaje es enteramente mío y subjetivo); el resto se plantea todo esto de la ePaternidad como un reto casi imposible y sobre todo como algo terrorífico que nos está pasando de forma inexorable, algo peligrosísimo, muestra de un mundo casi apocalíptico (…) Se ofrecen datos socio-demográficos, estudios científicos, recopilaciones de noticias… Es como un cajón de sastre de malas vibraciones, un compendio de dificultades.

Really. Hacen falta otras perspectivas.

screenwiseportada2El nuevo libro de Devorah Heitner, titulado “Screenwise, helping kids thrive (and survive) in their digital world” hace un repaso mesurado y completísimo de todo lo necesario para ayudar a nuestros hijos a progresar y sobrevivir en su mundo digital. No lo hace con grandes titulares ni con porcentajes. No lo hace con una tesis doctoral para demostrar lo mucho que sabe. Lo hace con un poco de teoría, sí, pero sobre todo lo hace con empatía y con consejos prácticos. Nos obliga a ponernos en el lugar de los iKids. Nos invita a ser realistas. Nos da, en definitiva, xx buenas noticias sobre ser padres en tiempos de Internet.

Las 6 buenas noticias que debes tener en cuenta si eres padre en este mundo digital

1. Puedes aprender para enseñar: la capacidad que desarrolles para educar a tus hijos en un buen uso de la tecnología tiene todo que ver con tu propia relación con la tecnología. Esto es bueno porque seas como seas (temeroso o enemigo o adicto o dependiente o ignorante o pasota o profesional de lo digital) puedes cambiar. Y si tú cambias tu enfoque, ese cambio tendrá un impacto directo sobre los iKids.

2. Da igual cuánto sepas de Internet: ser padre en la era digital no es algo operacional (es decir, mecánico o informático o tecnológico), sino que es algo funcional. Vamos, que aunque seas de Letras Puras (es mi caso y tú, querid@ amig@ nacid@ antes de los 90 sabes a qué me refiero) y ni hayas oído hablar de código binario, sabes más sobre todo. Sabes más de la vida. Y sabes lo importante que es hablar, compartir preocupaciones, expresar dudas. Estás en posición de enseñar.

3. Tú decides: si empiezas pronto, cuando el iKid es pequeño y empieza a usar cuchillos adaptados a sus manitas, llegarás lejos. Si desde que se inician en cualquier relación con la tecnología (videojuegos, apps, tablets, lo que sea) tú marcas las normas, los sitios, los tiempos y los usos, con total normalidad como si estuvieras explicando que no se canta mientras se come, ellos aprenderán a respetar el tono con el que tú marques la convivencia familiar con lo digital. (Sí, cuando llegan a la adolescencia la rebeldía se dispara, pero esto era igual en los 80 y en los 50 y probablemente también, a su manera, en el siglo XIX). Finalmente, si te implicas en la relación de tus hijos con la tecnología, podrás influir en sus “gustos digitales”.

4. Los niños te necesitan: te necesitan para ser alimentados, limpiados, mantenidos, transportados, educados formalmente en escuelas… Y te necesitan para aprender cómo relacionarse con cualquier tipo de pantalla. Te necesitan para hablar sobre estos temas, sobre qué les gusta y por qué. Sobre qué les sorprende y qué les atrae. Necesitarán a veces un control parental físico y a veces otro control parental en software. Necesitan que los guíes.

screenwisecontraportada5. Tus preocupaciones sobre lo online se solucionan en el mundo real: si te preocupa el sexting, la charla que habrá que tener con el iKid será offline y será sobre sexo, intimidad, relaciones y privacidad. Si te preocupa que tu hij@ sea culpable o víctima de cíber-acoso, tendréis que hablar sobre respeto a los demás, sobre paciencia, sobre auto-estima, sobre cómo superar una mala fase, sobre cómo relacionarse de forma sana. Si te preocupa que sea un adicto a la tecnología y pierda su cerebro en el proceso, tendrás que hablar con ella o él sobre horarios, usos útiles y normas. Si te preocupa no enterarte de lo que tu iKid hace en Internet, tendrás que impulsar vuestra conversación sobre la mesa de la cocina (no vuestros likes mutuos en redes sociales).

Aquí me gustaría contar el caso de mi amiga C., cuya hija ronda los 13 y tiene instalada en su tablet una app de mensajería instantánea. Cuando se enfadan, muchas veces “terminan empezando a hacer las paces” a través de mensajes. La madre en un sitio, la hija en otro, se piden disculpas en un mensaje y, con los ánimos calmados, hablan cara a cara después. Me parece fantástico.

6. Lo que se estropea se puede arreglar – todos nos equivocamos: ya pasaba antes de Internet. Es verdad que la tecnología amplifica los problemas, porque todo se difunde antes y llega a más gente y es más inmediato y deja huella. Pero tenemos que saber que un problema online suele tener solución si se habla sobre él desde el principio. Las heridas se pueden curar. Las equivocaciones se pueden superar. Una foto subida con mala intención, un comentario hiriente, un mensaje complicado, una burla, una compra equivocada, un encuentro desafortunado… Seamos nosotros quienes les pongamos “la tirita”.

Otros conceptos que explica Devorah en Screenwise

  • Brecha: cómo y para qué usan la red estos nativos digitales frente a cómo y por qué la usamos los adultos.
  • Crecimiento cognitivo y emocional (de los niños en el mundo de Internet): la tecnología ha modificado NUESTRA percepción sobre la amistad, los primeros amores, el estudio, las distracciones, las aficiones, el juego, incluso la crueldad. Para los iKids no hay percepción previa, viven en un mundo en el que la audiencia es enorme y los ‘likes’ y los seguidores son moneda de cambio. Entenderlo permite ayudarles.
  • Honestidad: por qué es importante ser honesto con nuestros miedos respecto al uso de Internet que hagan nuestros hijos.
  • Empatía: nuestra habilidad para guiarles es mayor cuando comprendemos las razones por las que ellos hacen o no algo.
Devorah me pidió foto con su libro y mis iKids. Y éste fue el resultado ;)

Devorah me pidió foto con su libro y mis iKids; éste fue el resultado 😉

El libro repasa temas trascendentales (privacidad, contenidos inadecuados, huella digital, compras, videojuegos, relaciones, multitarea, plagios, las expectativas de la conectividad y la inmediatez, el poder de las fotos…) y para cada uno de ellos ofrece modelos de conversación, modelos de intervención o modelos de respuesta. Se habla de adolescentes y redes sociales, pero no sólo de adolescentes y redes sociales.

Sobre todo, Devorah escribe sin prejuicio hacia la tecnología y sin tampoco abandonarse a una idea de que todo lo digital es bueno. Así que ya sabes, si no tienes lectura para las próximas semanas, Screenwise está a la venta y no es una enciclopedia de teorías sino un ejercicio de positividad y de “estoy preparado para esto”. Porque lo que tenemos que ser no es cíber-padres sino padres en este cíber-mundo.

Feliz lectura. Bss,

M.

PD. Hace tiempo compartí la TEDxTalk de Devorah, Empathy is the App. Si no la has visto, éste es un buen momento para hacerlo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 11 =

RELACIONADO

Ponte al día: los iKids (sobre todo las niñas) están en Musical.ly

Ponte al día: los iKids (sobre todo las niñas) están en Musical.ly

abril 4, 2017

Derechos y deberes de los adolescentes en la era digital, by Borja Adsuara

Derechos y deberes de los adolescentes en la era digital, by Borja Adsuara

marzo 15, 2017

¿Deben aprender a programar tus hijos? Dónde, por qué, para qué…

¿Deben aprender a programar tus hijos? Dónde, por qué, para qué…

abril 25, 2016